Miker Tower

JW.ORG El Sindrome de Trauma Religioso (Parte 2)

Entender RTS – Sindrome de Trauma Religioso.

 

Por Marlene Winell, Ph.D.

(Adaptado por miker)

No todas las religiones causan daño. El tipo de religión que causa daño es aquella que exige de sus adeptos una conformidad rígida a sus reglas para permanecer en el grupo o albergar esperanzas en el más allá o vidas futuras. Tal religión fundamentalista tiene un sistema de lógica cerrado y una estructura social muy  fuerte para poder apoyar una cosmovisión autoritaria. Este medio ambiente puede ser cómodo mientras un miembro no se cuestione ninguna creencia. Los niños aprenden muy pronto a reprimir el pensamiento independiente y a no confiar en sus propios sentimientos. Para obtener acceso a la” verdad”, los creyentes confían en una autoridad externa a ellos – la Escritura y líderes religiosos que la interpretan. La consecuencia de tal nivel de credulidad es que  los líderes son capaces de exigir la aceptación de reclamaciones exageradas a expensas de la observación personal de los adeptos  o la evidencia científica disponible. La cultura del grupo por su parte, recompensa a las personas que contribuyen de manera religiosa. El proselitismo es una actividad que se espera de ellos, incluso de los niños. El valor más alto que se debe potenciar es la Obediencia, mientras que el desarrollo personal es truncado y considerado una forma de egoismo y falta de fe.

 

Claramente, problemas psicológicos pueden desarrollarse en las personas mucho antes del trauma adicional que resulta en dejar el grupo. Usaré el ejemplo de los fundamentalismos basados ​​en la Biblia. Muy cercanos a la definición clasica de trauma, los supervivientes de estos grupos reportan sentimientos de terror, desamparo y horror al enfrentarse a la muerte y heridas en la Biblia – el horror de la muerte de Jesús (junto con otras atrocidades), el terror del infierno para uno mismo, o el juicio del Armagedon para el y para todos los demás . Finalmente la impotencia de ser un humano frágil en un mundo malvado, un diminuto jugador en un abrumador drama cósmico.

 

Enseñanzas tóxicas

 

Hay diferentes iglesias en esta categoría con creencias y prácticas que varían, pero las doctrinas básicas son consistentes. Todas las principales religiones autoritarias tienen un enorme control psicológico porque están basadas en el miedo, que es la emoción humana más primitiva y poderosa. En segundo lugar, hacen hincapié en la culpa; Los humanos son malos y necesitan redención. Así que el complejo básico transmitido a cada generación de niños es que se necesita la religión para sobrevivir y para ser aceptable.

 

Castigo eterno. La primera doctrina clave es la condenación eterna (o aniquilación) para todos los incrédulos. Este es el aterrador telón de fondo del mensaje de salvación presentado a todos los recién llegados y a todos los niños nacidos en la fe. La Biblia se cita, incluyendo las palabras de Jesús, para pintar una horrible imagen de destruccion eterna en un lago de fuego, un fuego de eterna tortura imposible de saciar a pesar de cualquier súplica. Los mormones describen un infierno de “oscuridad externa” que es fría y tan aterradora. Los Testigos de Jehová amenazan el horror de morir por siempre en el Armagedón y perderse el Paraíso.

 

Los niños pequeños, obviamente, pueden visualizar estas cosas sin tener la capacidad cerebral de evaluar el mensaje. Además, el poderoso contexto social hace imposible el rechazo de estas enseñanzas. Los niños están completamente a merced de los adultos religiosos.

 

La fórmula de salvación se ofrece como una solución, por supuesto, pero para muchos, no es suficiente para evitar la ansiedad. ¿Cómo podria saber realmente uno que esta a salvo? ¿Y qué pasa si pierdo la salvación? Muchos adultos recuerdan tratar de “salvarse” varias veces, incluso cientos de veces, debido al temor implacable, o desgastarse en actividades para poder “calificar” como buena persona.

 

Siento que gran parte de mi vida fue vivida con miedo. Estoy leyendo todo lo que puedo para continuar en paz con lo que me han enseñado. Todavía tengo miedo y tengo 65 años.

 

Siento poca esperanza, porque no sé cómo es remotamente posible para mí dejar de lado mi miedo al infierno. Si renuncio a mi sistema de creencias, iré al infierno. A pesar de que toda mi vida ha sido tan infeliz en la iglesia – que me ha traído nada más que la agitación y la angustia y la decepción y las preguntas sin respuesta y la insatisfacción.

 

“Dejado atrás” el terror. Otro miedo horrible es perder “El Rapto” cuando Jesús regrese. He oído a muchas personas contar recuerdos de la búsqueda de los padres y entrar en pánico por estar solo en un mundo malo. Dado que el abandono es un miedo humano primario, esta experiencia puede ser inolvidablemente aterradora. Algunos reportan esto como un trauma recurrente cada vez que no pudieron encontrar a un padre de inmediato.

(Lo mismo ocurre con Testigos de Jehova que sienten terror de ser aniquilados en el Armagedon, o las familias que ven como sus seres amados dejan el grupo, se imaginan que estas personas seran destruidas. N del T)

Durante mi primer año en la universidad, comencé a tener pesadillas. En mis sueños, El Rapto pasaría y me dejaría atrás, o peor, enviaría al infierno. Varias veces me desperté justo antes de que me arrojaron a las llamas, con la boca abierta, listo para gritar. Mi mente gritaba: “¡Por favor, Jesús! ¡Perdóname! ¡Lo siento, no fui lo suficientemente bueno! ¡Lo siento!

 

Después de veintisiete años de intentar vivir una vida perfecta, fracasé … Me avergoncé de mí todo el día. Mi mente luchando consigo misma sin ningún alivio … Siempre creí todo lo que me enseñaron pero pensé que no fui aprobado por Dios. Pensé que básicamente yo también moriría en el Armagedón.

 

Rodeado de amenazas. Los creyentes simplemente no pueden sentirse seguros en el mundo si toman a pecho la enseñanza sobre el mal en todas partes. En la cosmovisión fundamentalista, “El Mundo” es un lugar caído, peligrosamente gobernado por Satanás y sus secuaces hasta que Jesús regrese y Dios reestablece todo a su lugar. Mientras tanto, es un campo de batalla para la guerra espiritual y se enseña a los niños a tener mucho miedo de todo lo que no es cristiano. Gran parte de “El Mundo” es condenado en la iglesia, y los padres tratan de controlar las influencias seculares a través de la educación privada o en casa. Los niños crecen aterrorizados de todo lo que está fuera de la subcultura religiosa, la mayoría de los cuales es simplemente desconocido.

 

Me crié en fuego y azufre, hablando en lenguas , creyendo que el mundo era un lugar peligroso y malvado, lleno de tentaciones y pecadores que buscaban destruirme / arrastrarme.

 

Algunos grupos ponen más énfasis en las enseñanzas literales acerca de los demonios, y los creyentes aprenden a tener miedo de los espíritus malignos acechando por todas partes. Ser salvo es una “cobertura” y uno debe ponerse “toda la armadura de Dios” para ir sobre la vida ordinaria. Un versículo frecuentemente citado con una imagen aterradora es I Pedro 5: 8, “Sé sobrio, vigila; Porque vuestro adversario, el diablo, como león rugiente, anda alrededor, buscando a quien devorar “.

 

En segundo lugar a la doctrina del infierno, (O el Armagedon), la otra enseñanza más tóxica en las iglesias fundamentalistas es la del “pecado original”. La depravación humana es un tema constante de la teología fundamentalista, y no importa lo que se diga acerca de la bondad inmerecida de Dios, los niños interiorizar los sentimientos de que son intrinsecamente malos e inadecuados. La mayoría de estas iglesias también creen en los demonios literalmente, algunos hasta el punto de usar el exorcismo en los niños que se portan mal.

He pasado literalmente años hiriéndome, cortándome y quemándome los brazos, tomando sobredosis y muriéndome de hambre, para castigarme para que Dios no tenga que castigarme. Me tomó años sentirme merecedor de algo bueno.

 

Los creyentes pueden ser entendidos como estando en una situación de locura de un doble vínculo, teniendo una gran responsabilidad personal de adherirse a las reglas religiosas pero no tener la capacidad de hacerlo. Nunca se culpa a Dios por no responder a la oración.

 

Pasé la mayor parte de mi vida tratando de complacer a un Dios enojado y sentirme como un completo fracaso. No oraba lo suficiente,no  leía suficiente,no  amaba lo suficiente,no predicaba lo suficiente etc.

 

Pensar que se es bueno o sabio o fuerte o cariñoso o capaz por cuenta de uno es considerado orgullo y el peor pecado de todos en esta cosmovisión religiosa. Sin embargo se espera que se obtengan estas cualidades de Dios, que es perfecto. Cualquier cosa buena que se haga se acredita a Dios y cualquier cosa mala es se endosa al creyente.  Se espera que se sea como Dios y que siga Su perfecta voluntad. Pero ¿y si no funciona? El cristianismo fundamentalista promete resolver todo tipo de problemas personales, sin embargo  cuando ningun problema se resuelve, es el individuo el que lleva la culpa por no aplicar los principios biblicos tal como se debe.

 

He intentado usar esta marca del cristianismo para liberarme de la depresión y las adicciones con las que he luchado desde la infancia, y he hecho todas las cosas que “el cristianismo” exigía. He ayunado, rezado, abstenido de las cosas seculares, diezmado, recibido el espíritu, bautizado en el espíritu, leer la Biblia, memorizar las Escrituras, etc., etc. Nada ha funcionado ni me ha dado ninguna solución duradera. . . Me he vuelto tan desesperada a veces, que he querido quitarme la vida.

 

Posesion demoniaca. Una forma especial de abuso ocurre cuando los niños son acusados ​​de ser poseídos por demonios. Esto puede suceder cuando los niños se comportan mal, cuando los padres son incompetentes, o el comportamiento de los niños es mal interpretado de maneras espirituales, a menudo por los lideres religiosos. He oído muchas historias de este tipo, y que estan basados por supuesto, en la culpa y el miedo. Los exorcismos forzados son también demasiado comunes, incluso en este día moderno, y ciertamente califican como motivadores traumaticos, aun en la edad adulta.

 

Si tus padres te exorcizaron y te dijeron que tenías espíritus “inmundos”, eso fue algo muy, muy negativo. Creer que un niño puede tener demonios sólo demuestra la magnitud del nivel del engaño de tus padres. Has pasado toda tu vida asustado … teniendo miedo de tua padres, de Dios, del infierno, del Rapto, del fin del mundo,  de la muerte, y de la oscuridad.

 

Ciclo de abuso. Es importante entender que en este tipo de creencias, un creyente nunca puede ser suficientemente Bueno. Y debe pasar por un ciclo de pecado, culpa y salvación similar al ciclo de abuso en la violencia doméstica. Cuando dicen que tienen una “relación personal” con Dios, se refieren a una total dominación y sumisión, y están convencidos de que deben estar agradecidos por este tipo de “amor”. Tal como un marido autoritario, la deidad es un Todopoderoso, un gobernante cuya palabra es ley. El seguidor sincero “se arrepiente”, y “es perdonad” lo cual produce una suspensión temporal de la ansiedad y tal vez un período de afecto positivo. Este refuerzo intermitente es suficiente para mantener el ciclo de abuso en su lugar. Y tal como una esposa dedicada a un marido abusador, los creyentes más sinceros son quienes más sufren daños.

(Este ciclo es equivalente al que ocurre dentro de los Testigos de Jehova, en donde la confesion por males listados en las publicaciones es una accion que debe ser ejercida, tanto por el picador, como por el testigo del pecado. Se indica que no confesar “contrista” el espiritu Santo, y que de un modo u otro Jehova dara a conocer el pecado y lo expondra a la luz, para verguenza y escarnio. De este modo los Testigos de Jehova, confiesan pecados a los ancianos quienes los someten a un Comite “judiacial” y les imponen un castigo que deben pagar por su pecado. El castigo se hace public y las personas en el grupo se “llenan de temor a Dios”, logrando un efecto coercitivo en la psique de las personas que forman el grupo)

 

Rezaba sin cesar para ser liberado de esas tentaciones. Golpeé mis puños en mi almohada en agonía. Utilicé cada onza de fe que pudiera reunir para superar este problema. “No me dejes caer en la tentación, sino líbrame del mal”, simplemente no parecía estar trabajando conmigo. Por supuesto, me culpé a mí mismo y pensé que había algo malo conmigo. Pensé que estaba pervertido. Me sentía mal por dentro. Me odiaba a mí mismo.

 

No quiero renunciar a mi fe en Cristo o Dios, pero nunca he sido capaz de mantener mis propias decisiones o hacerlas en mi beneficio sin dolor IMMENSO: la voluntad de Dios era la que se suponía que debía buscar pero que no podía encontrar .

 

No Pienses, no Sientas. La teología fundamentalista también es perjudicial para el desarrollo intelectual, ya que explícitamente advierte contra la confianza en la propia mente, mientras que promueve la creencia en reclamaciones exageradas. Los creyentes no pueden cuestionar el dogma sin ponerse en peligro. Las habilidades de pensamiento crítico se ven con extremo recelo. Las emociones y las intuiciones también se consideran sospechosas y se insta a los niños a que aprendan a no confiar en sus propios sentimientos. Con la autoridad externa de los lideres religiosos (los ancianos),  la única guía que se les permite tener, crecen perdiendo contacto con instintos internos tan necesarios para la toma de decisiones y el desarrollo moral.

 

El fundamentalismo afecta a las personas mentalmente. Es una mezcla de creencias que son muchas veces contradictorias que mantienen a las personas haciendo que sus cerebros sigan tratando de entender lo que no puede ser lógico.

 

Realmente no tengo mucha experiencia en la toma de decisiones en absoluto. Nunca hice ningún plan para mi vida adulta desde que fui criado para creer que el fin del mundo vendría.

 

Suprimí muchas de mis emociones, y desarrollé dificultades de aprendizaje, mi pensamiento se volvió cada vez más confuso. Todo mi ser se convirtió de ser una persona bastante vibrante y positiva a uno que es pasiva y aburrida.

 

Abusos de poder

A estos aspectos tóxicos de la teología se agregan prácticas en la iglesia y en las familias religiosas que son perjudiciales. El daño físico, sexual y emocional se inflige en las familias e iglesias porque el autoritarismo no se controla. Se guardan demasiados secretos. La represión sexual en la religión también contribuye al abuso infantil. La estructura de poder patriarcal sancionada permite las prácticas abusivas hacia mujeres y niños. La severa condena de la homosexualidad también tiene un enorme costo, incluido el suicidio.

 

Tuve muchas emociones y pensamientos reprimidos que nunca fueron reconocidos … En lugar de protegerme de un hombre horrible, me obligaron a negar mis sentimientos y obedecerle, no importa qué. No es de extrañar que haya desarrollado un trastorno alimentario.

 

Así, mientras que la comunidad religiosa puede parecer ofrecer un ambiente seguro al public que intentan convencer, las presiones para uniformarse a un molde, adherirse a requisitos imposibles y someterse a abusos de poder pueden causar un gran sufrimiento. Esto se oculta a menudo y por lo tanto la gente es aun más miserable. Las personalidades sensibles son más vulnerables, así como aquellos que sinceramente creen en los dogmas y creencias.

Nota: Hay mucho más que decir sobre las prácticas de la crianza religiosa de los niños y recomiendo el libro de Janet Heimlich, Breaking Their Will. También hay más información sobre el abuso físico y sexual, las tasas de enfermedad y los resultados del sexismo, entre otras cosas, en gran medida ocultos por la red de profesionales cristianos que constituyen una economía alternativa, por ejemplo, los médicos que no informan hematomas o centros de rehabilitación con el consumo de drogas.

Nota2. Comentarios entreparentesis son agregados de miker.

 

miker

2 Comments on JW.ORG El Sindrome de Trauma Religioso (Parte 2)

  1. Freeman Freedom // 01/22/2017 at 11:18 pm //

    Gracias mujer,por brindarnos este material.
    Un abrazo, amigo.

  2. Freeman Freedom // 01/22/2017 at 11:19 pm //

    Perdoname, quise escribir miker.
    Lamentable auto corrección.

Leave a comment

Translate »