Miker Tower

El Engaño del Nuevo Pacto

EL   ENGAÑO   DEL  NUEVO  PACTO

 

La doctrina central del cristianismo es aquella en que Jesús, aparece para dejar sin efecto la Ley de Moisés y establecer un Nuevo Pacto, el cual dejaría fuera de acción y obsoleta la Ley de Moisés.

 

¿Qué hay de cierto en esa doctrina cristiana?

 

Me propuse investigar acerca del tema, y para ello procedí a considerar el Nuevo Testamento versión Cipriano de Valera y la Traducción de la Wachtower, que ellos llaman, Escrituras Cristianas Griegas.  También usé la Concordancia bíblica que lleva por título “Gran Concordancia de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras” editado por la Wachtower Bible and Tract Society.

 

El resultado de ese análisis,  me ha dejado perplejo y lo presento a continuación.

 

Les ruego afirmarse bien, porque vamos a galopar:

 

_______________________

 

¿Aparece citada  la Ley de Moisés en el Nuevo Testamento?

 

Es mencionada en el Evangelio de Mateo 9 veces.

en el Evangelio de Marcos no aparece.

en el Evangelio de Lucas 16 veces

en el Evangelio de Juan 14 veces.

 

En total, la Ley de Moisés es mencionada en los Evangelios en 39 ocasiones.

 

En las epístolas paulinas, la palabra ley (relacionada con la Ley de Moisés) aparece 175 veces.  No figura en el libro Revelación.

 

Me voy a centrar en los Evangelios, ya que sería muy extenso citar las epístolas de Pablo.  Además porque Pablo, originalmente Saulo, el cual también es llamado: Pablo Apóstol y San Pablo de Tarso no perteneció al círculo de los apóstoles de Jesucristo.

 

Según la Enciclopedia Wikipedia, este sujeto nació entre los años 5 y 10 (Después de Cristo) en Tarso, en la región sur del Asia Menor, actual Turquía,  falleció el año 67 en Roma.  La ciudad de Tarso tenía concedida la nacionalidad romana por nacimiento (Hechos 22:22 a 29), por lo que Pablo era ciudadano romano, pese a ser judío.

Hijo de hebreos y descendiente de la tribu de Benjamín, en su adolescencia es enviado a Jerusalén, donde estudia con el famoso rabino Gamaliel (Hechos 22:2). Tuvo una educación mucho mayor que los humildes pescadores que fueron los primeros apóstoles de cristo.

 

Leemos su propia confesión en Hechos 22:3

 

“…Yo soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero educado en esta ciudad, a los pies de Gamaliel, instruido de acuerdo a la Ley de Moisés de vuestros antepasados…”

 

De lo anterior se desprende, por lógica, Pablo entrega todo su respaldo a la Ley de Moisés, ya que la cita en 175 ocasiones en sus epístolas, por lo cual lo excluyo de este artículo, el cual tiene por objeto definir si existe un Nuevo Pacto que declara derogada la Ley de Moisés.

 

__________________________________

 

A continuación me permito resumir los versículos de cada Evangelio, separadamente, con el objeto de visualizar, si el rabino Jesús citaba la Ley de Moisés,  para referenciarla o para  negarla.

 

Me he permitido obviar los números de los versículos para no dar ocasión a distracción.  Serán mencionados más abajo.

 

EVANGELIO DE MATEO:

 

“No penséis que he venido a abrogar la Ley o los Profetas, no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo, que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido. Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced con ellos: porque esto es la Ley y los Profetas. Porque todos los profetas y la Ley profetizaron hasta Juan.

“¿O no habéis leído en la Ley, como en el día de reposo, los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa?

” Y uno de ellos, intérprete de la Ley, preguntó por tentarle, diciendo: “Maestro ¿Cuál es el gran mandamiento de la Ley?

” De estos dos mandamientos depende toda la Ley y los profetas”

” Ay de vosotros escribas y fariseos hipócritas porque diezmáis la menta el eneldo y el comino y dejáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer sin dejar de hacer aquello”

 

(Citados: Mateo 5:17 – 5:18; – 7:12 – 11:13 – 12:5 – 22:35 – 22:36 – 22:40 – 23:23)

 

EVANGELIO  DE  LUCAS

 

” Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la Ley de Moisés, , le trajeron a Jerusalén para presentarlo al Señor, (como está escrito en la Ley del Señor, todo varón que abriere la matriz será llamado Santo al Señor). Y para ofrecer conforme a lo que dice en la Ley del Señor. Un par de tórtolas, y dos palominos.”

“Y movido por el Espíritu vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer con él conforme al rito de la Ley. Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la Ley del Señor volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret.

“Aconteció un día, que el estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la Ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea y de Judea y Jerusalén, y el poder del Señor estaba con él para sanar”

“Más los fariseos y los intérpretes de la Ley  desecharon los designios de Dios respecto de si mismos no siendo bautizados por Juan. Y he aquí, un intérprete de la Ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro ¿Haciendo que cosa heredaré la vida eterna?. El les dijo: ¿Qué está escrito en la Ley, como lees?.

“Respondiendo, uno de los intérpretes de la Ley, le dijo: Maestro, cuando dices esto también nos afrentas a nosotros. Y el les dijo: ¡Ay de vosotros también intérpretes de la Ley! porque cargáis a los hombres con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni con un dedo las tocáis”

“¡Ay de vosotros intérpretes de la Ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia, vosotros mismos no entraréis y a los que entraban se los impedisteis”. Entonces Jesús habló a los intérpretes de la Ley  y a los fariseos, diciendo: ¿Es lícito sanar en día de reposo?

“La Ley y los profetas eran hasta Juan, desde entonces el Reino de Dios  es anunciado y todos se esfuerzan por entrar en el. Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la Ley.

“Y les dijo, estas eran las palabras que les hablé, estando aún con vosotros, que era necesario que se cumpliera todo lo que está escrito de mi en la Ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos”

 

 

Textos citados: Lucas 2:22 – 2:23 – 2:24 – 2:27 – 2:39 – 5:17 –

7:30 – 10:25 – 10:25 – 11:45 – 11:46 – 11:52 – 14:3 – 16:16 –

16:17 – 24:44

 

____________________________________________

 

 

EVANGELIO  DE  JUAN

 

” Pues la Ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” Felipe halló a Natanael y le dijo: “Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la Ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

“¿No os dio Moisés la Ley, y ninguno de vosotros cumple la Ley?

¿Por qué procuráis matarme?

“Si recibe un hombre la circuncisión en el día de reposo, para que la Ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo sané completamente a un hombre?.

“Más esta gente que no sabe la Ley maldita es.” ¿Juzga acaso nuestra Ley a un hombre si primero no lo oye, y sabe lo que ha hecho?

“Y en vuestra Ley está escrito, que el testimonio de dos hombres es verdadero” Jesús le respondió ¿no está escrito en vuestra Ley: Yo dije dioses sois? Le respondió la gente: nosotros hemos oído de la Ley, que el Cristo permanece para siempre ¿Cómo pues dices tu que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado?, ¿Quién es ese Hijo del Hombre?

“Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su Ley: sin causa me aborrecieron.

“Entonces les dijo Pilatos: Tomadle vosotros, y juzgadle, según vuestra Ley. Y los judíos le dijeron, a nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie”

“Los judíos le respondieron: Nosotros tenemos una Ley, y según nuestra Ley debe morir, porque se hizo a si mismo Hijo de Dios”

 

Versículos citados: Juan 1:17 – 1:45 – 7:19 – 7:23 – 7:49 – 7:51 – 8:17 – 10:34 – 12:34 – 15:25 – 18:31 – 19:7

 

_______________________________________

 

 

Si hemos leído las referencias a la Ley que hace el rabino Jesús, podemos concluir que no existe claridad acerca de si la Ley de Moisés debe seguir vigente o ser derogada, porque hay versículos para ambos casos:

 

A  FAVOR  DE  LA  LEY  DE  MOISÉS:

 

“No penséis que he venido a abrogar la Ley o los Profetas, no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo, que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido”

” Ay de vosotros escribas y fariseos hipócritas porque diezmáis la menta el eneldo y el comino y dejáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer sin dejar de hacer aquello”

Maestro ¿Haciendo que cosa heredaré la vida eterna?. El les dijo: ¿Qué está escrito en la Ley, como lees?.

“Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la Ley.

 

 

EN  CONTRA  DE  LA  LEY  MOISÉS

  

“La Ley y los profetas eran hasta Juan, desde entonces el Reino de Dios  es anunciado y todos se esfuerzan por entrar en el. Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la Ley.”

 

A continuación, comentario de los versículos anotados:

 

El rabino Jesús recalca, que primer pasará el cielo y la tierra, antes que se frustre una tilde de la Ley de Moisés.  Incluso cuando dice: “La Ley y los Profetas eran hasta Juan” se apresura a agregar que es más fácil que pase el cielo y la tierra antes de que se frustre la Ley de Moisés.

 

¿En que quedamos?.

 

Examinemos ahora otra arista del asunto. Me refiero a cuando Jesús habla del Nuevo Pacto.

 

Anoto primero los versículos y a continuación los desarrollo:

Mateo 26:28 – Marcos 14:24 – Lucas 1:72 – 22:20 – 22:29

 

“Porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para remisión de los pecados” ; “Y les dijo: esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada” ; “Para hacer misericordia con nuestros padres y acordarse de su santo pacto”

” De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre que por vosotros se derrama”

 

¿Ante quienes habla el rabino Jesús, cuando menciona un Nuevo Pacto?

 

¿Se los dice a los gentiles?

 

¿Había algún gentil  (un no judío) invitado a la llamada “Última Cena”?

¿Estaba la mujer samaritana sentada en la mesa con Jesús?

 

___________________

 

De lo anterior, solo puedo sacar una conclusión: el cristianismo fue desarrollado posteriormente a los Evangelios, y está basado en algunos versículos equívocos, ya que por ningún lado los Evangelios expresan claramente que la Ley de Moisés queda abolida con el Nuevo Pacto, ni menos aún que algún gentil (no judío) estuviera citado por Jesús a su última cena,  en que establecía un Nuevo Pacto.

 

Sabemos que los libros del llamado Nuevo Testamento se elaboraron varios años después de Cristo.  No hay claridad acerca de los autores.  Una de las muchas hipótesis es la que entrega el escritor e historiador Fernando Conde Torrens:

 

 

“Lo hicieron Eusebio de Cesarea y Lactancio, en los años 302 de la Era Común, eso según relata fue solicitado por Augusto Docleciano, en esa entrevista estaba presente el hijo del César, Constantino y a este le atrajo la idea de la necesidad de unir las diferentes religiones, y unificar el imperio, con esa herramienta ideológica.”

“Lactancio comienza a escribir libros falsos, pero le es necesaria la ayuda de un historiador, por lo cual se convoca a Eusebio de Cesarea, hombre de confianza de Constantino, el cual entrega las pautas para elaborar los Evangelios, que deberán contener la trama necesaria para  hacer calzar las epístolas atribuidas a Saulo de Tarso. Para ese tiempo ya Constantino es César de occidente.      Eusebio escribe el Evangelio de Marcos, y Lactancio hace lo propio con Mateo y Lucas. Más tarde completa el evangelio de Juan.”

 

(Fuente de lo anterior: “Año 303 Inventan El Cristianismo” – autor Fernando Conde Torrens)

 

Hay defensores y detractores de lo aseverado por el señor Conde.  Lo cierto es que no hay certezas acerca de quienes fueron los autores de los Evangelios.

 

Sin embargo, a juzgar por la doctrina del cristianismo, podemos ver  traspasada la Ley de Moisés a las enseñanzas que se han heredado:

 

1)  El sometimiento de las mujeres, sigue después de Cristo.

2)  La condena hacia los homosexuales también subsiste.

3) Se siguen entregando advertencias a los esclavos para que obedezcan a sus amos.

4)  La abstención de la sangre sigue vigente.

5)  Amar al prójimos (sacado de Levítico 19:18)

 

 

En consecuencia,  lo único que se ablanda un tanto es el no apedrear a la mujer adúltera, el no lapidar a quien no guardó el día sábado, como tampoco el apedrear hasta matar a los hijos rebeldes, el no divorciarse para no exponer al adulterio, el no asesinar sin antes acudir al Tribunal (Mateo 5:21).

 

En suma, los cambios están dados en pequeñas modificaciones motivados por encontrarse con la cultura romana.  Tengamos presente que en Roma los judíos no podían comenzar a lapidar mujeres, porque sería como si los talibanes actuales lo quisieran hacer en Europa. (¿Se imagina usted a los talibanes lapidando a mujeres adúlteras o a homosexuales en la Place de la Concorde en Paris?).

Forzosamente debían ceder en estos pequeños retoques de la Ley de Moisés, pero en lo demás sigue intacta. De eso se preocupó Saulo de Tarso.

Notemos también que como en Roma, existían esclavos, y los romanos nunca se dio igualdad de derechos a los esclavos, por tanto  el Nuevo Testamento los sigue considerando en la misma forma, tal y como estaba estipulado en  la Ley Mosaica.

 

Es decir la cultura romana moderó las atrocidades de la Ley de Moisés respecto a lapidar a las adulteras y a ajusticiar a quienes rompían guardar el día sábado, a los homosexuales y a los hijos rebeldes; pero allí donde existía similitud de inhumanidad (el trato a los esclavos) el cristianismo aparece fiel a la Ley de Moisés.

 

Observe lo que dice Pablo a los esclavos:

 

“…esclavos, obedeced a vuestros amos terrenales, con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo”

“…todos los que están en el yugo de la esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina”

“…exhorto a los esclavos a que se sujeten a sus amos, que agraden todo, que no sean respondones, no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Señor”

 

(Citados: Efesios 6:5;  1º a Timoteo 6: 1 y 2: Tito 2:9 – Versión Valera)

 

Es decir, como en Roma existía la esclavitud, Saulo de Tarso acepta el hecho, la Ley de Moisés vigente en el Nuevo Testamento, pero allí donde choca con el humanismo latino, la doctrina se modifica levemente (lapidaciones).

Una vez más el sincretismo de la religión judía se adapta a los cambios.

 

 

Se han necesitado muchos siglos, para que en occidente, la cultura judeo/cristiana sea desmantelada.  Aún subsiste la Ley de Moisés, traspasada a través del cristianismo, con la discriminación a los homosexuales,  a las mujeres,  a abstenerse de la sangre, y a considerar el “amar al prójimo” como si no fuera un estatuto de la Ley de Moisés, para lo cual el creyente cambia el sentido y lo adjudica a cualquier hijo de vecino.

 

Confiemos que llegará el día en que con el fin del cristianismo, sea finalmente abolida la Ley de Moisés, de la cual aún subsisten resabios dentro de la cultura occidental.

 

______________________________________

Rubén  Echeverría  Lastarria

           

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Translate »