Miker Tower

STAR TREK…La Ultima Frontera. Parte 2

Los tres tripulantes de Enterprise han llegado a Jehobus, en busca de la razón de la muerte concertada de los jóvenes de planetas cercanos. Mientras llegan a lo que parece ser un ritual místico, un hombre con extraños atuendos se les acerca y les hace una intrigante pregunta.
“¿El cantico dice usted?…Supongo que el más apropiado”, dijo con un nerviosismo velado el capitán Kirk.
El Doctor se secaba el sudor con enfado, y el Vulcano observaba a la muchedumbre en la entrada.”Qué simpático el hermano, ¿porque llegaron tarde?…bueno da lo mismo, alteramos el orden de las reuniones, pero no importa; Mire, aqui le paso el libro de cánticos, y usted le dice al siervo de sonido cual es el número del cántico para que prepare todo. Pregunte además por el hermano Salazar, pues él esta presidiendo esta reunión hoy, y usted le pasa el bosquejo a él”– dijo el que aparentemente parecía lider.
“Yo voy y vuelvo, un placer saludarlo” , y diciendo esto siguió de largo en dirección al caserío.-
“Spock, alguna conclusión?”, dijo el capitán.
El Vulcano pensó unos segundos y contestó serenamente.-
“Capitán es obvio que el individuo nos ha confundido como personas pertenecientes al mismo colectivo místico”.-
“Es un colectivo religioso?”– interrumpió Kirk y el Vulcano respondió-
“Si lo prefiere llamar asi capitan, así es. Además cierto rito que requiere la previa interpretación de música probablemente de caracter “religioso”, debe ser efectuado antes de celebrarlo. Aunque por lo visto, la elección del tal, depende de usted y debe estar relacionado con un tema que se dictará a continuación. Estimo que con el manual musical que usted tiene en las manos puedo instruir al Sincronador para que entregue un texto breve pero consistente.”
-“Bien Spock, buena deducción,… y porqué no le decimos simplemente a estos tipos que nos equivocamos, que no somos quienes ellos creen que somos y vemos como se las arreglan solos?”, dijo el Doctor.Kirk dijo-
“No Bones, esta oportunidad es vital para determinar las reacciones de estas personas.Sr Spock, prepare el documento.”
“Como ordene capitán…por favor deme el libro de canciones.”
El libro de tapas flexibles (antes habían sido fabricados con cubiertas duras), tenía unas ilustraciones de personas vestidas extrañamante como en remotas eras ya olvidadas, y por lo visto en cierto estado de éxtasis religioso.
En su interior mas de un centenar de himnos, escritos en formato de las antiguas composiciones músicales de la tierra.
Spock, aficionado al Mozart terrestre, percibio la enorme simpleza de las piezas musicales.
De algun modo la musica de calidad le afectaba gratamente, los Vulcanos carecen de emociones, pero Spock era capaz de manifestar algo de ellas, pues de su madre humana, recibió la herecia de expresar tenuamente algunas emociones de situaciones límites. (De mas esta decir que la simnpleza de la musica que leyo en el libro no provoco en el, ninguna sensacion).
Escogió un tema muy general buscando en el indice de temas, procurando rescatar alguna virtud que fuese contenida en la declaracion de principios de la Federacion de Planetas y de recurrencia en las civilizaciones inteligentes.
Dio entonces la instrucción verbal al Sincronador, y en breves segundos, la hoja ya estaba en impresión de calidad. El texto de la hoja sincronada contenía ideas principales y generales, que serían dichas por Kirk. Entonces entraron al lugar de reuniones propiamente dicho.
Un grupo de personas que conversaba en la entrada los notó y los saludo muy cordialmente, casi con familiaridad, y Kirk sintió que era acogido con afecto. Sin embargo poco tardó en notar que todo obedecía a cierto reflejo condicionado de los nativos, pues al momento en que él se disponia a responder afablemente con al menos una sonrisa, las personas que lo habían saludado simplemente lo ignoraban pasando de largo.
A Leonard MacCoy esto le molestó mucho. “¿Para que me preguntan como estoy?, si ni me conocen, ni les importa, y a mi me da lo mismo decirles. Es extraño este comportamiento, es tan maquinal, parecen programados”, se dijo a si mismo, mientras por enésima vez, uno de los sonrientes hombres lo saludaba y estrechaba fuertemente su mano para después seguir su camino como si nunca lo hubiese saludado jamás.
Spock que permanecia al final del grupo recibió saludos que el respondió con la cordial frialdad que lo caracterizaba. En esto parecia muy similar al resto de los nativos.
“Debe ser un “estudio””, escuchó que decían tras de sí un par de mujeres obesas, con una voz no lo suficientemente baja para evitar que el Vulcano los oyese.
“Parece mundano, ¿viste sus orejas?, debe estar acompañando al hermanito que da el discurso, el otro no tiene orejas largas, ese debe ser hermano, no hay duda”.
Doc y Kirk preguntaron por el “Hermano Salazar”, y lo fueron a buscar unos muchachos vestidos tambien con su saco y corbata, que se notaba estaban muy ansiosos de hacer todo lo que dijeran los hombres mayores. Así pues, apareció un señor bajo y regordete, con las mejillas coloradas por el calor que parecía soportar estoicamente el calor reinante, aunque estaba empapado y perfectamente uniformado con su traje y corbata.
Les dijo solemnemente después de estrechar la mano de los tres
“¿Cual es su nombre hermano?”
“Jaime Quevedo”…dijo Kirk.
“Muy bien, Jai-me-Que-ve-do”, escribio con dificultad y silabeando.
“Y el titulo del discurso y el numero del cantico”?
Kirk miro el bosquejo y dijo, “La unidad…algo valioso…con el cantico numero 213”.
La verdad es que aun sin saber de que hablaria, siendo la “unidad” un tema universalmente conocido por las civilizaciones inteligentes, el recordaba que La declaracion de principios de la Federacion Unida de Planetas, tenia como base la unidad entre diferentes razas, y especies.
Solo trabajando unidos es que se habia logrado el progreso en la galaxia. Un detalle que se veia enturbiado solo por la “paz armada” en el sistema. (un estado de Guerra latente, mantenido solo por el poder disuasivo de armas de destruccion masiva entre la Federacion de Planetas y el Imperio Estelar Klingon)
“Bien y… de que congregación vienen ustedes?”.
Kirk miro al Vulcano, que levanto una ceja, y a McCoy, que parado detras apuntó al cielo con insistencia.
Kirk dijo-“Venimos de la congregación “Enterprise”, !Que raro el nombre de la congregación del hermano Jaime…debe ser una congregacion gringa ,pero en fin el Cuerpo Gobernante sabe porque las congregaciones se llaman como se llaman! (pensó y se tranquilizo) .
Mientras tanto, las voces sonaban apagadas, casí como un pretexto para mover los labios mientras concluía la música. Una gran cantidad de personas volvía apresuradamente desde otro sitio.
Las caras mojadas de los que regresaban permitieron establecer a Spock, que en vez de cantar, habían usado el tiempo de la música como un intermedio para ir al baño, por lo cual le quedó claro al primer oficial, que después de todo el rito musical no era en absoluto importante para ellos.
La música reproducida artificialmete, terminó de emerger por los parlantes de membrana e iman y el gordito subió a la plataforma diciendo:
“Bueno hermanos, aunque llegó tarde el discurso, no nos hemos quedado sin alimento espiritual, pues el Cuerpo Gobernante bendice a su pueblo con la verdad y el hermano Jaime Quevedo nos deleitara con el discurso de 30 minutos provisto por la madre organización titulado “La unidad…algo valioso”.
Kirk se subió sin un libro de voluminosas proporciones y tapas verdes en algunos casos y negras en la mayoria, que todos llevaban consigo, (aún los niños disfrazados de adultos), entonces uno de los muchachos se le acercó y desde abajo le extendió uno de estos libros y arregló un primitivo micrófono de amplificación que puso a unos centimetros de distancia del capitan del Enterprise.
Kirk pensó que debería quizas leer algo de este libro, pero después desechó la idea, pues no estaba familiarizado en absoluto con el contenido.
En vez de eso dijo:“Esta vez hermanos haremos algo distinto, nos preocuparemos de algunos aspectos que a veces pasamos por alto, pero que son basicamente generales y vitales para todas las personas inteligentes y que posean emociones.”
Cuando dijo esto, un silencio sepulcral llenó la habitación. MacCoy pensó, “nos han descubierto, se han dado cuenta”, pero después notó que todos estaban atentos, los niños ya no jugaban, las mujeres callaban y hasta los hombres que reian a la entrada y conversaban de mujeres entre ellos, miraban a la plataforma, expectantes.
Dijo Kirk, sacando las ideas filosóficas contenidas en el texto sincronado, que la unidad es un estado de espectación en donde cada uno de los seres percibe que hay base para admitir la real concreción de las espectativas que se plantean para el futuro, al confiar en las habilidades, capacidades y buena intencion de los demas que trabajan como un grupo en torno a un ideal comun. Usada como motivador de las acciones esta fuerza de unidad junto a la fe es un estimulo para la vida y como tal debe lucharse por no perderlas. De esta forma diciendo generalidades, y sin mencionar ni una sola vez un aspecto basicamente religioso, desarrollo su tema.
(Un oficial Federal esta capacitado para hablar en publico, y el era el capitan al mando de una astronave de clase Constellation que albergaba a mas de 300 personas). No fue dificil para Kirk, captar la atencion de su publico de nativos.
Las personas estaban absortas. Los 30 minutos pasaron muy rapidamente y al final de manera espontánea, las personas aplaudieron largamente.
Todos parecían muy felices, y cantaron el himno final escogido por Spock listado con el número 144 y después oyeron una invocación a la Deidad que ellos estimaban loable.
“!Nunca habiamos oido un discurso así con tanta familiaridad, estuvo muy bien hermano!! Muchas gracias.”
El calor habia aumentado y Leonard H McCoy no soportó más, “Aggghhh me quitare esta corbata, estoy sofocado”. Entonces ocurrio algo insolito!.
En el mismo instante en el que su corbata fue removida del cuello, las personas miraron sospechosamente a los viajeros.
Quienes antes habían felicitado el discurso, pusieron serio el semblante y se mantuvieron a prudente distancia del Doctor McCoy, esperarando la reacción de Kirk.
Kirk, no dio importancia al hecho, y con esto las miradas de sospecha se proyectaron al discursante también.
“No se ve que sea tan espiritual despues de todo” dijo una de las mujeres obesas, esposa de uno de los hombres que daba ordenes a los demas.
“Además el estudio de orejas largas es muy amigo del discursante, no es apropiado ser tan amigo de alguien que se nota que no es espiritual”, dijo la esposa de Salazar.
“Mira se sacó la corbata…y el conferenciante no dice NADA!!!!”
“Quizá no era tan buen hermano despues de todo”, “¿te fijaste que no citó nada de el libro?”.
Quienes los habían recibido con maquinal cortesía, ahora los miraban con franca hostilidad.
“Qué sucede Jim?”, dijo el galeno…”Parece que nos estan rodeando”.
James Kirk (El hermano Quevedo), lo miro de vuelta y ahí se percato del asunto.
“Pero ¿Que has hecho?, no me dí cuenta que te habias sacado la corbata. !Pontela de inmediato!.
-“Pero hace calor Jim!!!!”
-“Es una orden!.”
Dos hombres mayores estaban a punto de tomarlos a los dos de los brazos, de manera violenta, pero en una rápida maniobra, el doctor, se cruzó y anudó la corbata al cuello.
Los hombres al ver la corbata en el cuello, se detuvieron y volvieron a sonreirles, y las personas retornaron a su maquinal cortesía.
-“¿Que fue todo esto Jim?” dijo el Doctor…visiblemente confundido.
-“No lo sé Doc…Spock, que cree usted que acaba de pasar?”
“Capitán evidentemente, la prenda al cuello ejerce un control mental sobre la conducta de los nativos. Quienes tienen corbatas son admitidos como amigables y de cualidades atractivas para ellos, y lo contrario tambien es cierto, por lo visto estan bajo el influjo de cierto trance de control neurologico.”
-“Entonces, no nos sacaremos la corbata en ningún momento de la misión.” dijo Kirk.
Finalmente el hombre que los recibió la primera vez se les acercó, obviamente regresaba desde otro sitio.
“Hermano me han comentado que dió un muy buen tema, gracias lo encomio por eso”.
Y tras agradecer se fue para una salita pequeña donde antes habían entrado dos hombres y otro más con los hombros caídos y aspecto acongojado, mientras todos los presentes miraban la escena y cuchicheaban entre sí.
Kirk entonces miró al suelo y vió el portafolios del lider que habia dejado olvidado en el momento de despedirse.
-“Doctor, !Toma el maletín!”…y mirando al Vulcano le dijo entre dientes.
“Spock vámonos.”
Y los tres salieron y rapidamente se internaron en el campo, rumbo a la Zona de actividad Central que indicaba el mapa del sincronador.
Infructuosamente Spock preguntó una y otra vez al Sincronador qué significaba la palabra “encomio”, la cual habia sido usada muchas veces por los nativos.
El sofisticado aparato cargado con la enorme base de datos del Enterprise, fue incapaz de resolver este misterio…
Continuara.

4 Comments on STAR TREK…La Ultima Frontera. Parte 2

  1. ¡¡Genial!!
    Moderno, renovado, decidor, simpático…ja ja ja…esto es poesía épica…
    ¡¡Que siga, por favor…que siga!!
    Abrazo.

  2. Ahahahahaaaaa! Que bueno! Pero tienes que incluir una vulcaniana pecaminosa en proximo relato xD.

    Saludetes!

  3. Genial Miker ,espero la continuación
    Jejeje

  4. Genial Miker, espero la continuación
    jajajaja

Leave a comment

Translate »