Miker Tower

HIST 08 Antecedentes del Origen del NT Parte 5 y Final

Sectas e ideología judía en el Primer Siglo

1.Fariseos, probablemente la más conocida y la menos entendida de todas las sectas activas durante el primer siglo.
Estaba formada por un grupo de judiós altamente religiosos, dedicados y devotos a Dios, que opinaban que para agradar a Dios era imprescindible seguir la ley de Dios tal como se mandaba en la Ley de Moises.
El problema con esto no es la fidelidad de los Fariseos sino que ellos se dieron cuenta que la Ley es en muchos casos ambigua. Por ejemplo está claro que es fácil entender que el mandato de tener el Sabath como día sagrado y dedicado a Dios, requiere el abstenerse de trabajar.
Sin embargo la Ley en la Biblia, no explica claramente que es “trabajar” o no trabajar.
La Ley en la Biblia jamás dice…Ok, esto es “trabajo”, pero esto de acá No es trabajo. Los Fariseos en su devoción y deseo de guardar la Ley, desarrollaron una serie de instrucciones que determinaban en enormes listas, qué cosa era trabajo, y que cosa no era trabajo con el propósito bien intencionado de mantener el Sabath como algo santo a Dios.
Las listas que los Fariseos desarrollaron llegaron a formar una gran tradición oral que se pasaba de boca en boca y se enseñaba a la gente.
Y esta se llegó a conocer como la “Ley oral”, que era complementaria a la “Ley Escrita”.
La lógica era la siguiente: Si se ponía un poco más de rigor en la ley oral que en la escrita, al mantener la ley oral, no había riesgo de pasar a llevar la Ley Escrita y así ofender a Dios.
Con el tiempo esta Ley Oral se puso por escrito por Maestros Rabíes unos docientos años después de la muerte de Jesús y se compiló en una obra que se ha llegado a conocer como “La Mishná”. (La Mishná a su vez es parte de una colección escrita de Leyes judías llamadas en conjunto “Talmud”)
Por tanto es un enorme error, el imaginarse a los Fariseos como falsos predicadores y guías ciegos que intentaban evitar que las personas llegarab a un conocimiento de Dios, y que odiaban al pueblo de Israel.
Muy por el contrario, los Fariseos eran extremadamente religiosos y hacían enormes esfuerzos por ayudar a la gente común a cumplir la Ley de Moisés y mantener una buena relación con Yahwe (el Dios judío).
Su énfasis radicaba en mantener la Ley de Dios en todos sus más pequeños aspectos y se desvivían para lograrlo. Como es fácil de suponer Jesús tenía una diferente opinión acerca de lo que era importante para Dios.

2. Saduceos. Tenemos poca información disponible acerca de los Saduceos. La razón es que ellos mismos no dejaron ningún escrito y pocas fuentes se refieren a ellos de modo directo, no obstante se puede inferir muchas de sus características al hacer una análisis de lo que de modo indirecto les atañe, como por ejemplo lo que dice Flavio Josefo o lo que se escribe de el en el Nuevo Testamento. Lo que está claro al ver estas fuentes indirectas, es que los Saduceos staban formados por personas pertenecientes a la clase alta aristocrática de la nación judía. De entre ellos, principalmente, salían los sacerdotes del Templo durante el primer siglo por lo que podemos entender que su grupo manejaba un considerable poder. Los Saduceos tenían disputas intelectuales con los fariseos, fundamentalmente referidas a como estos últimos concebían el modo de hacer respetar y cuidar la ley de Moisés. Para los Saduceos lo más importante para servir a Dios era amoldarse a las instrucciones registradas en la Torá respecto a los sacrificios, y el modo en que estos servicios debían ser dados en el Templo. Recordemos que Herodes había construido el templo y una tremenda influencia política y ganancias materiales provenía del manejo de esta admistración considerando los millones de personas que viajaban para el tiempo de las tres fiestas anuales, de este modo es fácil comprender que contrario a la creencia común, eran los Saduceos, no los Fariseos los que tenían en sus manos el control político y administrativo durante el tiempo en que Jesús estuvo vivo. El encargado de ostentar el título de sumo Sacerdote (persona que provenía de los Saduceos), tenía desde mucho tiempo, la misión de representar la autoridad local y para el tiempo del primer siglo, era el Sumo sacerdote quien presentaba los casos a tratar a la autoridad Romana.
La principal preocupación de los Saduceos, como hemos dicho eran todos los aspectos relativos con el servicio en el templo. Da la impresión de que ellos eran veían con buenos ojos la dominación de Roma en la medida en que ellos permitiesen el servicio judío en el templo.

3.Esenios.
Un grupo de judiós altamente religiosos, que estimaba que los demás judíos, incluyendo los Fariseos y Saduceos, habían caído del favor de Dios, y habían extraviado su camino espiritual al haberse apartado de Jehová, despreciando la ley de Moisés y llegando a ser “impuros”.
En estos momentos se sabe más acerca de los Esenios y sus ideas, que de cualquier otro grupo judío del primer siglo, a pesar de NUNCA haber sido mencionados explícitamente en el Nuevo Testamento. Las únicas fuentes disponibles durante siglos acerca de los Esenios provenían de Josefo y algunos otros escritos, sin embargo el dramático descubrimiento en 1947 de los ahora famosos “Rollos del Mar Muerto” que parecen haber sido escritos por un grupo esenio, nos revela muchos aspectos detallados de la vida, pensamiento y filosofía esenia. La mayoría de estos escritos están en hebreo, y unos cuantos en arameo y griego. Hay distintos tipos de literatura presente en los rollos del Mar muerto. Se encuentran copias de virtualmente todos los libros del AT, excepto Ester, hay comentarios acerca de los libros, Salmos, Proverbios, libros de Profecías que indicaban lo que sucedería en el corto plazo al pueblo de Israel y también se encontraron las reglas que los miembros de esta comunidad debían satisfacer para ser admitidos en el colectivo. Los esenios como respuesta a la impiedad de los judíos se separaron de los demás y establecieron sus propias comunidades en donde vivían de modo colectivo, con el propósito de tener un lugar en donde poder cumplir con la ley de Jehová de modo riguroso y mediante esto mantener su pureza espiritual mientras esperaban el fin del mundo. Pensaban que Jehová pronto traería el fin de toda maldad, incluyendo a los judíos ímpios y al Imperio Romano y establecería el Reino de Dios en la tierra en las manos de un rey nombrado o Mesías. Este grupo era un grupo eminentemente apocalíptico, que tenía una visión dualista del universo. Los hijos de la Luz, se oponían a los hijos de la Oscuridad, las fuerzas del Bien representadas por Jehová y sus ángeles se oponían a las fuerzas del Mal representadas por Satanás y sus demonios. Y finalmente los hijos de la Luz serían liberados cuando el poder del Altísimo en manos de Miguel el gran Principe celestial destruyera a los impíos para siempre, instaurando su reino en la tierra y restaurando a Israel su gloria eterna. Mientras se esperaba estos acontecimientos cercanos, el verdadero pueblo de Dios, debía mantenerse separado del mundo, incluyendo las impurezas que se veian en el templo judío, contaminado con materialismo y mundanalidad. Los esenios por lo tanto establecieron sus comunidades monásticas, con normas muy estrictas de admisión y pertenencia al grupo.
Parece ser que cuando la guerra de los judíos estalló en el año 66DC, los esenios de Qmran escondieron sus escritos sagrados esperando unirse a lo que sería la victoria de Dios sobre los impíos. Dios nunca se metió en nada, los judíos de enfrentaron a los Romanos y las legiones del Gran Titvs aplanaron Jerusalén con todo lo que había dentro incluyendo a los esenios.
En resumen, los esenios desarrollaron un sistema con ritos de purificación propios en su afán de mantenerse limpios frente a Dios como el aspecto más importante de la relación de una persona con Jehová.
Este pensamiento apocalíptico que era un asunto de mucha fuerza en el pueblo judío llegó a penetrar profundamente el la cultura del pueblo.

4.El cuarto grupo, es simplemente llamado por Flavio Josefo, “La cuarta Filosofía”.
Este grupo estaba formado por muchos grupos de judíos ha llegado a conocerse también como los Zelotes, que creían que Dios les había dado el derecho de dominar la Tierra de Israel, y que estaban en su derecho de tomarla por fuerza de manos de los usurpadores romanos. Estos grupos estimaban que la resistencia violenta era un medio legítimo para combatir a los conquistadores. Eventualmente ellos lideraron las acciones a un final violento.
En el 66 un grupo de Zelotes se levantó en armas contra un grupo de legionaries en Jerusalen y en Galilea. Derrotando al destacamento Romano en Jerusalén. La decimosegunda Legión XII Fulminata, se envió como medida de represalia. Sin embargo Cestio Galo desde en centro de Comando en Siria, ordenó que la XII se devolviera pues recibió informes de que muchos judiós se habían envalentonado y un enorme fervor patriota dominaba el terreno. Cuando volvían a Siria la legion XII fue emboscada y perdieron el estandarte con el símbolo Imperial del Aguila. El soporte religioso de la Cuarta Filosofia, estaba en considerar que el Todopoderoso les había dado a los judíos la herencia de le Tierra santa y que todo medio valía para defender ese honor, usando la fuerza si fuese necesario, sin jamás someterse a la bota extranjera del Imperio de los incircunsisos. El resultado fue una guerra que en el 70DC llevó los Romanos a destruir el Templo y en el 74DC terminar la última batalla en la fortaleza montañosa de Masada. La Legión XII Fulminata pudo recuperar su honor, y participó heroicamente en esta campaña en contra de los Zelotes.
Hubo otras revueltas posteriores en 132DC a 135DC, suprimida enérgicamente por el Emperador Adrianvs en 135DC y aqui es donde de verdad…de verdad, ocurre la completa destrucción de Jerusalén la que fue aplanada y el terreno que quedó se llamó “Elia Capitolina” y después se prohibió a los Judios volver a entrar en la ciudad por mucho tiempo.

Es importante recordar con todo esto lo siguiente:
En primer lugar que la GRAN mayoría del pueblo no formaba parte de ningún grupo.
La gran mayoría de los judíos que vivían en Palestina tenían sus tradiciones, eran gente común, pagaba sus impuestos, podía o no podía aceptar a los Romanos, pero muy probablemente no hablaban griego, y vivian del campo sin tiempo para discusiones teologicas ni filosofico/políticas.
En segundo lugar que en los círculos que promovían el movimiento social en contra de Roma, había una enorme discusión interna en cuanto a cómo los judios debían reaccionar con respecto a la Helenización encarnada por el Imperio Romano.

Problemas, políticos, religiosos, culturales, filosóficos, linguisticos, todos ellos afectarán a los actores activos y pasivos que están viviendo durante el primer siglo.

Las diversas fuerzas sociales confluyendo en esta zona durante este período deben ser tomadas también en su contexto.
Según la perspectiva Greco Romana, Palestina y Jerusalén en particular, eran una de las tantas provincias del vasto imperio.
Los judíos nunca tuvieron una enorme importancia política comparados con otros centros de la civilización de la época.
Los judíos nunca fueron realmente independientes desde hacían casi 800 años, pasando de mano en mano en cuanto a control administrativo y tampoco fueron jamás una potencia militar.
Incluso dentro del breve período de gobierno Asmoneo de unos 80 años, antes del control Romano que los mantuvo dominados por varios siglos a partir de Pompeyo, Palestina nunca fue importante en el concierto mundial, y sólo ejerció influencia en esta pequeñísima región limitada por accidentes geográficos.

Pero lo interesante en la sicología y cultura del pueblo es que ellos tenían una IDEOLOGIA Imperial!!!

(Salmo 2:1-12)
2 ¿Por qué han estado en tumulto las naciones,
y los grupos nacionales mismos han seguido hablando entre dientes una cosa vacía?
2 Los reyes de la tierra toman su posición, y los altos funcionarios mismos se han reunido en masa como uno solo contra Jehová y contra su ungido,
3 [y dicen:] “¡Rompamos sus ataduras y echemos de nosotros sus cuerdas!”.
4 El Mismísimo que se sienta en los cielos se reirá; Jehová mismo hará escarnio de ellos.
5 En aquel tiempo les hablará en su cólera, y en su ardiente desagrado los perturbará,
6 [diciendo:] “Yo, sí, yo, he instalado a mi rey sobre Sión, mi santa montaña”.
7 Déjeseme hacer referencia al decreto de Jehová; Él me ha dicho: “Tú eres mi hijo; yo, hoy, yo he llegado a ser tu padre.
8 Pídeme, para que dé naciones por herencia tuya, y los cabos de la tierra por posesión tuya propia.
9 Las quebrarás con cetro de hierro, como si fueran vaso de alfarero las harás añicos”.
10 Y ahora, oh reyes, ejerzan perspicacia; déjense corregir, oh jueces de la tierra.
11 Sirvan a Jehová con temor y estén gozosos con temblor.
12 Besen al hijo, para que Él no se enoje y ustedes no perezcan [del] camino, porque su cólera se enciende fácilmente. Felices son todos los que se refugian en él.

Los judíos estaban inmersos en una cultura que indicaba que cualquiera que se sentara en el Trono de David era el REY DEL MUNDO ENTERO!

Durante el siglo primero ellos miraban su pasado y pensaban.
“No tenemos a nadie que siquiera se aproxime a esta idea!, no lo tenemos ahora, ni lo hemos tenido en Siglos!”

Los judíos del primer siglo tenían una mentalidad Imperialista, con la pretención de dominar el MUNDO.
Una idea profundamente arraigada en las escrituras.
Pero la cruda y brutal realidad política y social les demostraba que algo no cuadraba en el asunto…ellos estaban llamados a Dominar el mundo entero, con su Mesias conquistador, y al mismo tiempo vivian sometidos a Roma.

Es en esa ideología cultural de grandilocuencia fanática, que no cuadraba con la realidad, en la que Jesús nace en alguna región de Galilea en algún momento del año 4AC

Parte 1 
Parte 2 
Parte 3 
Parte 4 

Leave a comment

Translate »