Miker Tower

Olin Moyle…Un Hombre de Verdad contra la Corrupcion de Rutherford 06

E.D. Orrell, uno de los Testigos de Jehová, asistente a la Asamblea Teocrática de los Testigos de Jehová, en el interés de la TEOCRACIA, presenta una Resolución que recibe atención indivisa de la Asamblea, que dice:

RESOLUCIÓN

PARA LA PROTECCIÓN de los siervos de LA TEOCRACIA Y TODOS LOS QUE SON DE BUENA VOLUNTAD HACIA EL GOBIERNO TEOCRÁTICO DE CRISTO JESÚS, este cuerpo de siervos de JEHOVÁ reunidos en Saint Louis, por lo tanto, adoptan y envían a sus compañeros siervos del Señor el siguiente mensaje:

QUE un tal O. R. Moyle, que profesó estar completamente dedicado al GOBIERNO TEOCRÁTICO DE JEHOVÁ por Cristo Jesús, fue por 4 años consejero legal y asistente del Comité de Directores de la WTB&T en particular, y generalmente consejero y asistente de los miembros de dicha Sociedad y en ese puesto u oficio le fueron confiados muchos asuntos confidenciales pertenecientes a los intereses del reino; y

QUE dicho Moyle, estando bajo la influencia del adversario, llegó a ser calumniador, quejumbroso y señalador de faltas de sus hermanos y finalmente dirigió sus críticas y murmuraciones contra el Comité de Directores de dicha Sociedad y la Familia Betel, (Judas 16-19) y sin razón o excusa escribió una carta contra los oficiales de dicha Sociedad y contra los intereses de la familia de Dios en Betel, y publicó y circuló dicha carta a muchos otros, carta redactada conteniendo falsas acusaciones, en violación de las Escrituras, particularmente de Mateo 18:15-17; y

QUE el Comité de Directores de dicha Sociedad, para la información y protección de muchos siervos de JEHOVÁ DIOS, que son miembros de dicha Sociedad, publicaron en “La Atalaya” una declaración respecto a la impropia conducta de dicho Moyle; y

QUE dicho Moyle después, sin excusa y en violación de las Escrituras, presentó y ahora persigue en los tribunales mundanos una demanda contra los Directores de la WTB&T por calumnia y difamación, y por lo tanto, “por causa de sucio lucro” (Tito 1:11) demandó la suma de US $100.000, sabiendo bien que cualquier monto que pudiera reunir por dicha demanda, tendría que ser tomado de fondos enteramente dedicados a LA TEOCRACIA, y por lo tanto su acción es una lucha contra la organización de JEHOVÁ. La acción de dicho Moyle al presentar y perseguir tal demanda está en clara violación del siguiente texto bíblico, a saber: “¿Se atreve cualquiera de ustedes, teniendo un asunto contra otro, a ir a la ley de los injustos y no a la de los santos?” (1 Corintios 6:1); y

QUE dicho Moyle, desde la presentación de dicha demanda en los tribunales mundanos ha enviado y continúa enviando, circulando y publicando cartas y literatura en oposición a los oficiales y siervos de dicha WTB&T y en oposición a la literatura publicada por dicha Sociedad, lo que hace con el manifiesto propósito de causar una división entre los siervos de Dios;

POR LO TANTO, AHORA esta Asamblea de siervos de JEHOVÁ, sin malicia hacia nadie, sino con buena voluntad hacia todos los que aman la justicia, estiman que es su deber y obligación llamar la atención a sus hermanos a través del país a la supracitada antibíblica conducta de dicho Moyle y exponen estos hechos y textos bíblicos, que muestran que él se ha hecho a sí mismo uno de la clase del “esclavo malo”, descrita por el Señor en Mateo 24:49 y 2 Tesalonicenses 2:1-15.

POR LO TANTO, amonestamos y aconsejamos a todas las personas que están dedicadas al GOBIERNO TEOCRÁTICO por Cristo Jesús, que eviten a dicho Moyle y la literatura y publicaciones que circulan en oposición a la WTB&T, y al hacer eso, que nuestros hermanos se guíen por la Escritura que dice: “Ahora los exhorto, hermanos, marquen a los que causan divisiones y ofensas contrario a la doctrina que han aprendido; y evítenlos. Porque ellos no están sirviendo al Señor Jesús Cristo, sino a su propio vientre; y por buenas palabras y discurso correcto, engañan los corazones de los simples. (Romanos 16:17,18; Vea también 1 Timoteo 3:6)

POR ESTE MEDIO, damos gracias al Señor porque sus siervos, el Comité de Directores de dicha Sociedad, y la WT, publicaron en “LA ATALAYA” una nota de advertencia contra la conducta impropia de dicho Moyle, a fin de que todos los fieles pudieran ser aconsejados y no hubiera obstáculo para el adelantamiento de la obra de testificar en la que los siervos fieles de Dios están ocupados, y que dicho Advertido Moyle puso la base con su dañino pleito. Proveemos consejo y admonición a todos los que aman a JEHOVÁ y su GOBIERNO, por CRISTO JESÚS, desplegando todo esfuerzo posible para hacer conocido el nombre de JEHOVÁ y su Reino.

El presidente anunció que la Resolución fue adoptada unánimemente por 65.000 asistentes que asistieron a la Asamblea Teocrática de 1941 de los Testigos de Jehová

http://archive.org/stream/1941Watcht…ge/n0/mode/1up

 Así informó “LaAtalaya” del 15 de Septiembre de 1941, páginas 285, 286, bajo el subtítulo “Viernes 8 de Agosto”, laresolución contra Olin Moyle, en su informe de laAsamblea de Saint Louis:Este mismo día un agudo juicio del gran Legislador contra la clase del “esclavo malo” (Mateo 24:48-51) fue expresado al comienzo de la sesión de la tarde. Un oficial retirado del Ejército de los Estados Unidos apareció en la plataforma y luego de solicitarlo, se le concedió el privilegio de presentar una Resolución respecto a un tal Moyle. Dicho abogado resultó infiel a su posición de confianza en la organización del Señor, calumnió y abusó de la familia Betel en Brooklyn; removido de su puesto de responsabilidad, finalmente demandó a la Sociedad y a su Comité de Directores y a otros por $100.000 por difamación, porque los hechos fueron publicados en “La Atalaya” para la protección de los Testigos de Jehová a través del país. La Resolución condena tal curso de acción y tal recurso a los tribunales mundanos como antibíblico, injustificado e inapropiado. Al votar, la Resolución fue adoptada con un unánime “Sí” por la vasta Asamblea de más de 75.000 personas. Posteriormente, copias gratis de la Resolución fueron dadas a todos, para que las llevaran a su hogar. 

 Como ya he señalado antes, el caso Moyle es el modelo rector que explica la naturaleza que tendrá la acción de expulsar dentro de la WT. Ya he comentado cómo se desarrollan los Comités en sí. Pero el sambenito que “La Atalaya” le cuelga a Olin al publicar supuestas “cartas de apoyo” a su expulsión de Betel, además del envío de personeros a las congregaciones para marcar a Moyle, sirven para ejemplificar las consecuencias de la expulsión, la actitud que se espera de los “fieles” con respecto al disidente. Entre 1939-1941, el manejo que la WT tiene del caso Moyle, hará escuela, en su trato futuro para con los disidentes, siendo su punto cúlmine la Resolución tomada por miles de personas contra Olin Moyle. Iré resaltando punto por punto este manejo de las represalias:

I.COMITÉ JUDICIAL PRIVADOYa lo he comentado.

II. ANUNCIO PÚBLICO DE EXPULSIÓN

“La Atalaya” el 1° de Septiembre de 1939 “dio el anuncio de expulsión”, que fue ahondado en La Atalaya del 15 de Octubre de 1939. Esta forma de proceder publicando las razones de una expulsión se ha “descontinuado” precisamente para evitar demandas por difamación como la que Moyle ganó. Pese a que Rutherford no accedió a discutir el fondo de sus críticas, se le acusó de muchas cosas, de manera pública, más allá del comité judicial privado:

“Por causa de su infidelidad a los intereses del reino y a los que lo sirven”

Calumnia la familia de Dios en Betel, y se identifica él mismo como uno que habla mal contra la organización del Señor, siendo murmurador y quejumbroso, como las Escrituras predijeron. (Judas 4-16; 1 Corintios 4:3: Romanos 14:4). “

“Por sus propias palabras, las que pueden llamarse “discurso correcto”, pretende estar en armonía con la Sociedad, y así engañar adicionalmente a los cándidos… y “causar división entre los hermanos””

“La calumniosa carta… sólo complace al Diablo y a sus agentes terrestres.”

III. ANATEMATIZACIÓN GENERALIZADA CONTRA LOS DISIDENTES

Moyle tenía motivos suficientes para demandar a la Watch por difamación con publicidad. Hoy la WT habiendo aprendido esta costosa lección, ya no tacha a los disidentes con nombre y apellido, ni se anuncia el motivo de la expulsión en las congregaciones, pero se siguen usando los mismos pasajes bíblicos y las mismas acusaciones contra los disidentes. Acusaciones, por cierto falsas. Se sigue diciendo que los “apóstatas” están contra los TJ, aunque no están en contra de ellos, sino contra sus dirigentes. Sus denuncias, se consideran calumnias: pero no se refutan, no se exponen… sólo se dice que son “falsedades”, sin entrar en el fondo de los asuntos. Se les acusa de ser “quejumbrosos”… pero no se dice por qué su queja es “injusta”. De nuevo, no se llega a fondo. Y finalmente, se les asocia al Diablo… se les “sataniza”, se les aplican muchos textos bíblicos que dejan a los disidentes mal etiquetados… pero nunca se dice por qué los disidentes encajan con tales pasajes. Sencillamente se les coloca un sambenito repulsivo para los miembros “leales”. Ser “leal” es no ser como ellos. Y a eso se invita:

“Habiendo sido advertidos, cada uno debe escoger unirse al “esclavo malo” y aceptar las consecuencias”

No se dicen bien “cuáles son las consecuencias” de unírseles, salvo el de ser tratados peyorativamente como parte del “esclavo malo”, asociado al Diablo… pero nada más. Aunque con eso, al TJ promedio le basta…

IV. LAPIDACIÓN FAMILIAR

¿Cuál es el problema de que mentiras circulen y sean publicadas? “La verdad no teme a la mentira”. Basta con que la WT refute las mentiras y asunto arreglado, tal como le gusta refutar “las mentiras” de la cristiandad, que por siglos han sido difundidas. Pero ¿por qué tanta aprensión con las “mentiras” de alguien que ha conocido los tejemanejes a fondo de la organización? Para que el TJ promedio no piense mucho en esto, se recurre a esta gran arma:

“El 8 de Agosto de 1939, cuando a la familia Betel se le pidió expresar su desaprobación a la carta de O. R. Moyle, expresé mi aprobación al permanecer sentado. Después de considerar el asunto bíblicamente y con oración, yo ahora opino que mi acción estuvo equivocada.
Deseo declarar que estoy en completa armonía con la Teocracia de Jehová y reconozco a la Sociedad como su parte visible. Anhelo cooperar con mis mejores habilidades y circunstancias.
Peter O. Moyle.”

Peter Moyle, hijo de Olin,(según cuenta en su declaración judicial) fue impelido a escribir esta carta so-pena de no ser hablado por los miembros de la congregación “Astoria” (¡qué coincidencia! “De España saldrá la apostasía…”). Peter, para no ser condenado por Dios, prefiere “quedarse”, antes de apoyar (como lo hizo en principio) a un “aliado del Diablo”. Aquí comienza a gestarse la lapidación familiar… y se observa que es muy efectiva, por 2 razones:

1.-De ahora en adelante, cualquiera que exprese sus críticas, lo pensara 2 veces antes de emitirlas, pues podría perder a su familia que decida seguir “leal”.
2.Por otro lado, las denuncias de O. Moyle han perdido fuerza a través de este sucio método: El que su propio hijo no lo apoye será interpretado como evidencia de que está equivocado. El repudio de Peter por su padre, es una “prueba” de que la WT está en lo “correcto”…

V. IMPEDIMENTO PARA PRESENTAR PÚBLICAMENTE DESCARGOS

Sin embargo, una preocupación manifiesta la WT siempre con todas estas arengas a la “lealtad”:

“Moyle ahora ocasiona que su difamatoria carta sea publicada y circulada, entre ciertas compañías [congregaciones] de consagrados, motivando que la misma sea públicamente leída

Por lo tanto, la condena eclesiástica en un juicio privado, la condena pública, la anatematización general y la lapidación familiar aún no son suficientes: Seis meses más tarde otro instrumento, hará escuela también:

“Que absolutamente rehusamos considerar las maliciosas cartas queestos de laclase del “esclavo malo” han estado circulando entre loshermanos, buscando autojustificación y simpatía”
No conocemos el contenido de la carta del Sr. Moyle, ni nos preocupa conocerlo.””Nunca oiremos acusaciones contra el hermano Rutherford o cualquiera de los siervos fieles”


Sí, a través de estas “cartas” la WT está sutil y subliminalmente diciendo a los TJ cómo quiere que actúen frente a la información disidente que puedan recibir: Simplemente no deben leerla. Sin embargo, aún no se atreven a declararlo abiertamente. Olin Moyle, tuvo el derecho a defenderse ante la familia Betel y también ante las congregaciones… pero este derecho está a punto de desaparecer dentro de la organización. Se considera “ejemplares” a los que opinan sobre Moyle sin haber oído sus planteamientos. Se promueve el que los TJ anatematicen quizá con más fuerza a los disidentes, por no ser leales, sin necesidad de oírlos: es la forma de reconocer el gobierno teocrático. La asociación entre ser fiel a Dios y ser fiel a una organización de hombres imperfecto (por lo tanto, curruptible y pecadora como cualquier otra) llega a ser indisoluble. El concepto que encarcela la mente de los TJ de que la organización es dirigida por Dios (tan machacada desde la época de Rutherford) tendrá un profundo efecto en la forma en que traten con los disidentes. Así es como empiezan a juzgar a Moyle sin tener idea de los hechos en los más duros términos, tal como ocurre hoy:

“Todos los fieles, habiendo sido advertidos, harían bien en estar en guardia contra los engaños de estas “salvajes olas del mar… para quienes la negrura de la oscuridad ha sido reservada para siempre“. (Judas 13, ARV) Estos no disciernen el cuerpo, tal como Judas dijo “muestran respeto a personas para conseguir ventaja“. (Judas 16)”

Este tipo de pasajes son repetidos hasta lasaciedad por losmiembros leales contra los”apóstatas”. Pero ¿cómo saben ellos queactúan así o asá, si no reciben nada queprovenga de ellosy tampoco tienen el menor contacto con losdisidentes? ¿Cómo pueden conocer sus motivaciones, o, lo quees más, el juicio querecibirán de Dios? En el caso de O. Moyle, el no consiguió ventaja alguna de su proceder, sino quefue sometido a un tremendo “calvario”. Pues ya no bastó, ni con el juicio, ni con lacondena pública por escrito, ni con laanatematización, ni con lalapidación familiar, ni con lapromoción de no recibir nada de él:VI. HABLADURÍAS EXTRAOFICIALES

“Estamos agradecidos a la Sociedad por enviarnos al hermano Howlett a explicarnos el asunto, lo que hizo muy bien.”

El asesinato de imagen no podía estar completo sin las “habladurías” no oficiales... Se promueve que el lado de Moyle no sea oído… pero el lado de la WT sí puede ser oído “extraoficialmente”… ¡Qué común es que oralmente se digan las calumnias más grandes de los disidentes de la organización! Pero no hay derecho a defensa… El TJ promedio debe guardar lo confidencial (se critica mucho a Moyle por hablar en público)… aunque los ancianos y SC y SD que lo juzgan tienen completa libertad para esparcir informes “extraoficiales” de lo sucedido… No sorprende que Moyle halla reaccionado con una demanda: pero eso ocasionará el ingrediente final que la futura expulsión contendrá en su represalia:

VII. LAPIDACIÓN SOCIAL

“POR LO TANTO, amonestamos y aconsejamos a todas las personas que están dedicadas al GOBIERNO TEOCRÁTICO por Cristo Jesús, que eviten a dicho Moyle y la literatura y publicaciones que circulan en oposición a la WTB&T

Ya no solo se ha manifestado la lapidación familiar, sino que directamente, a través de una solemne Resolución, se amonesta la lapidación social de un hombre mayor de 50 años que casi todas las relaciones personales que ha entablado a lo largo de su vida, han venido del ámbito de los TJ. Esta se transforma en el arma más potente para evitar que se recurra a los Tribunales de Justicia por los delitos que ocurren dentro de la Organización. ¡Aún fuera, se espera que guarde 1 Corintios 6:1! El caso es que Moyle había recurrido ante los supuestos “hombres santos” ¡y consiguió su expulsión! Pero, como represalia anexa a las anteriores para con los que acudan a “César”, se les acusará siempre de lo mismo:

“QUE dicho Moyle después, sin excusa y en violación de las Escrituras, presentó y ahora persigue en los tribunales mundanos una demanda contra los Directores de la WTB&T por calumnia y difamación, y por lo tanto, “por causa de sucio lucro” (Tito 1:11) demandó la suma de US $100.000, sabiendo bien que cualquier monto que pudiera reunir por dicha demanda, tendría que ser tomado de fondos enteramente dedicados a LA TEOCRACIA

De acuerdo a la lógica WT hasta la fecha, Franz publicó sus libros por dinero, Candace Conti demandó a la WT por lo mismo… Y esa es la gracia de este y muchos otros blog de denuncia ¡son absolutamente gratis! Son otros los que se mueven “por sucio lucro”…

Hoy, nunca se anatematizaría a una persona específica en una Asamblea… pero sí se siguen adoptando resoluciones “contra los apóstatas” en general… La victoria de Moyle en los Tribunales, (publicada por “La Atalaya”…) los ha retraído de tales ataques personales.

Próximamente : “La victoria de Moyle”…

 

Leave a comment

Translate »