Miker Tower

JW.ORG EL LENGUAJE PERFORMATIVO DE LA ATALAYA

EL LENGUAJE PERFORMATIVO DE LA ATALAYA

Enunciado preformativo:

John Langshaw Austin fue un filósofo del lenguaje, estudió la forma en que se recogen los diferentes tipos de enunciados. En su obra “Cómo hacer cosas con palabras” llama enunciados performativos aquello que no se limitan a enunciar un hecho, sino que por el mismo acto de ser expresados “realizan” el hecho.

Se pueden encontrar muchos tipos de enunciados performativos, aunque entre los más comunes están aquellos que derivan de determinados verbos, como es el caso de “prometer”. Cuando alguien expresa un enunciado del tipo: “Yo prometo” este no puede evaluarse en términos de verdad o falsedad. Este rasgo es lo que distingue a un enunciado performativo de una aseveración descriptiva.
En el instante mismo en que se emite el enunciado, no se describe un hecho, sino se realiza una acción. Determinados enunciados performativos precisan que sus protagonistas respeten lo que Austin llama “criterios de autenticidad”. Por ejemplo, para que una expresión del tipo “Yo te bautizo”, pueda ser de carácter performativo (es decir, para que transforme a la persona que es bautizada en miembro de la comunidad) es necesario que quién la pronuncie sea un sacerdote o pastor, y se realice en un lugar determinado. Lo mismo para el caso de un acto de matrimonio, con la alocución “los declaro marido y mujer”, la investidura del que la emite y el lugar en que se encuentran.

La expresión performativa también puede requerir de un contexto, un lugar sagrado, un templo, un salón de reuniones consagrado, o un acontecimiento que complemente los criterios de autenticidad, como los realizados en un estudio determinado. En el caso de la Sociedad Watchtower, un protocolo ceremonial sería el llamado “Estudio de la Revista La Atalaya”.

La Biblia en el llamado Nuevo Testamento, muestra el lenguaje performativo, especialmente en los Evangelios. En ellos hay que convencer a personas insensibles al mensaje de Cristo. El texto es una muestra clara de propaganda, no se excluyen artificios para complacer y lograr el asentimiento por medio de la persuasión, permite adornar, acicalar y engalanar a un hombre sencillo, un rabino hebreo y transformarlo en un paladín. Cada suceso atribuido o comentado, es una declaración performativa. Para decirlo en la forma que lo explica Austin: la enunciación crea la verdad. Los relatos de los evangelistas no se ocupan en absoluto de detalles, revelan, más bien, el poder del lenguaje, el cual al afirmar, crea lo que enuncia. Basta con que el discurso produzca su efecto, convencer al lector y obtener de el la aceptación de la figura del personaje y su enseñanza.

Los evangelios crean una verdad al repetir una y otra vez supuestos hechos ocurridos. Posteriormente los sacerdotes, apóstoles, seguidores o cristianos por la repetición sistemática terminarán por aceptar los sucesos, con la eficaz ayuda de un estado agresivo dominado por Constantino primero, y posteriormente con Jutiniano, Teodosio y Valentiniano.

La literatura de la organización Watchtower, a través de los años, ha traspasado el lenguaje performativo a los propios asistentes a las reuniones de estudio de las revistas La Atalaya, mediante unas preguntas al pie de página. Si bien es cierto que Charles T. Russel y posteriormente Joseph F. Rutherford publicaron sus escritos identificándose como los autores de sus escritos, en años posteriores la Organización Watchtower se decidió por el anonimato, en sus libros, revistas y folletos, pero agregando siempre preguntas atingentes a los párrafos escritos, con una letra menuda al pie de página.

Un ejemplo del lenguaje de adoctrinamiento mental, que usa la organización, se puede observar en el párrafo 10 de la revista Atalaya del 15 de Febrero del 2004:

” … porque amamos a la organización que nos ha enseñado las preciosas verdades que tanto nos distinguen de Babilonia La Grande. Al mismo tiempo reconocemos que el conocimiento que tenemos del Propósito Divino no es perfecto, sino que nuestro entendimiento espiritual ha ido ajustándose en el transcurso de los años. A los cristianos leales no nos incomoda esperar a que Jehová nos revele todos esos cambios. (Proverbios 4:18)
Mientras tanto no abandonamos la organización que a Dios le complace usar, pues vemos pruebas irrefutables de su bendición sobre ella. (Hechos 6:7 – 1º Corintios 3:6)

En esta misma revista, más adelante, en el artículo “PROTEJÁMONOS DEL ENGAÑO” se dice:

(21) ” En esta parte final de los últimos días, es de esperar que Satanás siga lanzando una avalancha de mentiras y engaños. Afortunadamente Jehová no nos ha dejado a oscuras respecto a las artimañas del Diablo. LA BIBLIA Y LAS PUBLICACIONES CRISTIANAS QUE PROPORCIONA EL ESCLAVO FIEL Y DISCRETO denuncian con toda claridad los malvados métodos satánicos (Mateo 24:45)…”

En la revista La Atalaya del 15 de Abril de 2008, páginas 7 a 11

(18) Otra importante forma de recibir la guía Divina es a través de la hermandad cristiana. UNA PARTE FUNDAMENTAL DE DICHA HERMANDAD ES EL ESCLAVO FIEL Y DISCRETO JUNTO A SU CUERPO GOBERNANTE QUE LE SIRVE DE VOCERO. El Esclavo nos suministra continuamente el alimento espiritual mediante las publicaciones, las reuniones y las Asambleas. (Mateo 24: 45-47 compárese con Hechos 15:6, 22-31)

En estos párrafos, me he permitido destacar en letra mayúscula y subrayado las palabras que los lectores, y las personas que toman la palabra en las reuniones, responden cuando se les hace la pregunta pertinente, están ya escritas, en un lenguaje que el asistente leerá en voz alta, o con un micrófono, haciendo suyas esas declaraciones, que no son propias, sino que obedecen al lenguaje performativo.
Por el hecho de ser expresados y realizados en el instante mismo en que son pronunciados, además con los “criterios de autenticidad” que Austin indica, pasan a formar parte de su “declaración de principios”, por el hecho de haberse expresado ante un numeroso grupo de personas.
Nuestro cerebro no se traiciona a si mismo, por lo tanto estas respuestas, a través de las semanas, los meses, los años o los decenios, en las sucesivas reuniones llegan a quedar grabadas en el cerebro inconsciente de cada asistente regular a los estudios de la revista La Atalaya, en la forma de enunciados performativos.

Notemos además, que el vocabulario usado, que proviene de la directiva de la Watchtower, se desliga de adoctrinar directamente. En su lugar, usa a los propios asistentes a los estudios de la revista La Atalaya, para pronunciar respuestas que lo comprometen en forma inconsciente.
No es de extrañar, entonces, que resulta bastante difícil para los Testigos de Jehová con muchos años dentro de la organización, el sacar de su mente inconsciente sus propios comentarios, que han quedado grabados con la fuerza de la repetición constante, en forma de Enunciados Performativos.

Desprogramar nuestros cerebros de las enseñanzas, que pasaron a ser nuestras, por el hecho de declararlas en voz alta, al público asistente, puede resultar bastante difícil. De hecho, algunos ex Testigos de Jehová, ya fuera de la organización Wachtower, continúan buscando en las páginas de la Biblia enseñanzas que les permitan encontrar consuelo y confortamiento para ellos y sus familias. Otros se convierten en verdaderos sabuesos, recopilando información de publicaciones antiguas, para reafirmar sus puntos de vista o para desenmascarar a la secta.
En muchos casos, personas que han estado por muchos años en la organización, no tuvieron oportunidad de cursar estudios superiores, o entrar a la universidad, por lo tanto no tuvieron oportunidad de desarrollar sentido crítico. Para ellos el trabajo es mayor, por cuanto deben quemarse las pestañas, tratando de ponerse al día en distintas materias, en forma autodidáctica. Se trata de valorarse a si mismos, encontrar los caminos de independencia mental, zafarse de adoctrinamientos sectarios y elaborar sus propios puntos de vista, que son tan legítimos como los de cualquier otro grupo religioso.

En la red Internet existen numerosos grupos de ex testigos de Jehová o de apóstatas de la Wachtower, los cuales, aparte de relatar sus experiencias y entregar valiosa información sobre su pasar y la forma en que salieron adelante, proporcionan el calor humano que muchas veces no encontramos dentro de la secta.

______________________________________________

Rubén Echeverría Lastarria

Leave a comment

Translate »