Miker Tower

DOUG MASON Refutación in EXTENSO Sección B

“A BABILONIA”
La cita bíblica que preocupa a La Atalaya en este artículo, dice según la NVI: (Nueva Versión Internacional) 
 
“Así dice el SEÑOR Todopoderoso, el Dios de Israel: “No se dejen engañar por los profetas ni por los adivinos que están entre ustedes. No hagan caso de los sueños que ellos tienen. Lo que ellos les profetizan en mi nombre es una mentira. Yo no los he enviado” Afirma el SEÑOR. 
Así dice el SEÑOR: “Cuando a Babilonia se le hayan cumplido los setenta años, yo los visitaré; y haré honor a mi promesa en favor de ustedes, y los haré volver a este lugar” 20
 
 
La TNM dice: 
“Porque esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos, el Dios de Israel: “No los engañen sus profetas que están en medio de ustedes, ni sus practicantes de adivinación, y no escuchen los sueños de ellos que ellos están soñando. Porque ‘en falsedad les están profetizando en mi nombre. Yo no los he enviado’, es la expresión de Jehová.  “Porque esto es lo que ha dicho Jehová: ‘Conforme se cumplan setenta años en Babilonia yo dirigiré mi atención a ustedes, y ciertamente estableceré para con ustedes mi buena palabra trayéndolos de vuelta a este lugar’ 20 
 
 
En el capítulo 28, Jeremías encaró al falso profeta Hananías, quien predecía que el yugo a Babilonia cesaría en el plazo de dos años con el retorno del recientemente deportado Rey Jehoiaquin y el resto de exiliados. Hananías decía acerca de Dios: 
 “Quebraré el yugo del rey de Babilonia” 21 
 
Jeremías ya había hablado que el yugo de servidumbre al rey de Babilonia que duraría 70 años ya estaba en efecto, y con esta declaración, Hananías reconoció que este yugo ya estaba actuando.  En el capítulo 29, Jeremías volvió su atención a los falsos profetas de Babilonia, que decían lo mismo que decía Hananías. Para encarar a los falsos profetas de Babilonia, Jeremías les dijo que ellos esperarían un largo tiempo hasta que se cumplieran los 70 años. Esto demuestra que el yugo de servidumbre estaba en acción, o sea que los profetas de Jerusalén y en Babilonia no podrían cumplir la promesa de una pronta liberación. 
 
La idea de 70 años “en” Babilonia no tiene sentido, pues muchos judíos decidieron quedarse en Babilonia aún después de que los Persas la tomaron. Los judíos descendientes de los que se quedaron en Babilonia aún seguían regresando unos 200 años después de que el Imperio Babilonio había terminado. 
 
Todo lo que requería el dicho de Jeremías respecto a los Setenta Años fue que las naciones, lo que incluía a Judá, sirvieran a Babilonia. Cuando el reino de Babilonia llegó a su fin en 539AC, las naciones dejaron de servir a Nabucodonosor, su hijo y a su nieto.  
Cuando los judíos de Babilonia recibieron la carta de Jeremías, ellos captaron sus declaraciones, puesto que afirmaron que entendieron que estarían allí por un “largo tiempo”. 
 
“Pues por eso él ha enviado [un mensaje] a nosotros en Babilonia, diciendo: “¡Es [cosa] muy larga! Edifiquen casas y habiten [en ellas], y planten jardines y coman su fruto…”’TNM 
“La deportación va a durar mucho tiempo”NVI 22 
 
Es correcto decir entonces, que el periodo le correspondía “a” Babilonia, y por lo tanto, tal como se muestra en estas versiones de la TNM en Sueco y Danés, es apropiado mantener la expresión “a” Babilonia, que se lee en Inglés “for” o “para” Babilonia.  
 
20 Jer 29: 8-10 
21 Jer 28: 4 
22 Jer 29: 28 
 

Lo correcto entonces es decir que  el periodo fue “a” o “para” Babilonia, y no “en” Babilonia, tal como la WT expone en la TNM en Sueco y Danés, en donde se incluye la expresión “for” que significa en estos idiomas, y lo mismo que en Inglés como “por” o “para” Babilonia.

 
 
¿CUÁNDO LOS JUDÍOS ENTRARON EN EGIPTO?
La Watchtower desearía que los “Setenta Años” empezaran al momento en el que el grupo de judíos entrara a Egipto. Debido a alguna extraña razón la Watchtower sitúa la fecha de esta entrada, el mismo año de la destrucción de Jerusalén. Un modo más sencillo de enfrentar este asunto hubiese sido argumentar que los “Setenta Años” comenzaron cuando los judíos entraron a Egipto, lo cual podría fecharse en 607AC, y entonces establecer una fecha para la caída de Jerusalén en un tiempo aún más temprano, como quizás 611AC.   
 
 
 
 
 
Los eventos que se alistan arriba, se supone ocurrieron  a partir de la caída de Jerusalén hasta que los judíos entraron a Egipto. Sin embargo una consideración honesta de este asunto lleva fácilmente a la conclusión que estos eventos no pudieron haberse efectuado en un plazo de sólo dos meses. Por ejemplo, es lógico suponer que tomaría mucho más que dos meses que las noticias acerca de Guedalías llegaran a los judíos en los pueblos vecinos de Moab, Ammon y Edom, que las familias empacaran sus pertenencias, retornaran a sus pueblos y entonces  viajaran a Judá bajo el gobierno de Guedalias. 23
 La cita de arriba que corresponde a la que aparece en la página 27 de La Atalaya del Primero de Octubre de 2011, cita al libro de 2Reyes25:25,26 de este modo: 
En dos meses, “todos (los que habían quedado), huyeron a Egipto, grandes y pequeños, junto con los oficiales, pues temían a los Babilonios” (2Reyes25:25,26, NVI) 
 Sin embargo, los versículos del contexto en verdad aclaran el punto. 2 Reyes25:26,27 (Nueva Versión Internacional) dice en realidad, no sólo esa breve porción sino: 
“Pero a los siete meses Ismael, hijo de Netanías y nieto de Elisama, que era de la estirpe real, y diez hombres que lo acompañaban, fueron y asesinaron a Guedalías; también mataron a los hombres de Judá y a los babilonios que formaban parte de su séquito en Mizpá. Acto seguido, todos huyeron a Egipto, grandes y pequeños, junto con los oficiales, pues temían a los babilonios”
El imponer la idea en el artículo “en dos meses”, “los que habían quedado”, y “de ese año”, es solamente un prejuicio.  La Biblia no específica cuanto tiempo Guedalías sirvió como Gobernador antes de ser asesinado. Muchos eruditos, incluyendo eruditos judíos, estiman que Guedalías gobernó por unos cuatro años. 
La Biblia indica que la gente que fue con Johanán fueron los sobrevivientes que venían de Mizpa 24
 La frase “A los siete meses” no provee sólida evidencia para una datación, puesto que no se especifica el año de este evento. Esto significa que La Atalaya, no puede obtener el apoyo sólido que necesita cuando usa ese texto como “prueba”.  
 
 23 Jer40: 11-12 
 24 Jer41: 16 
 
 
 
“(Guedalías) fue asesinado como parte de una conspiración dirigida por el partido realista judío bajo el liderazgo de Ismael hijo de Natanías, hijo de Elisama, miembro de la familia real. La fecha de esta conspiración es desconocida. Sin embargo, Jeremías 52:30 menciona otra deportación Judía a Babilonia en el año vigésimo tercero (23) de Nabucodonosor (582/581 AC), y por lo tanto parece razonable asumir que esto ocurrió después del asesinato de Guedalías, el cual fue con toda seguridad interpretado como la señal de una nueva rebelión. El registro del complot y sus consecuencias expuestas en Jeremías 41 al 43, implican que ese fue en efecto lo que Ocurrió” 25 
“Dos meses es muy poco tiempo para permitir que decantasen las aguas después de la destrucción y violencia ejercida por la campaña Babilonia, la instalación de una Administración Gubernamental dependiente de Babilonia con sede en Jerusalén, la preparación de una conspiración y su ejecución en Ammon (Jer 40:13-16), la vuelta de la gente esparcida en diferentes regiones, algunas de ellas de lugares muy distantes (Jer40:7-8,11-12), y las labores de la última cosecha del año agrícola (Jer40:12)
Parece por lo tanto más razonable establecer una conexión entre el acto terrorista de Ismael con la deportación mencionada en Jer 52:30, fechada en el año 23 de Nabucodonosor” 26 
 Otro problema para la Watchtower es Ezequiel 33:21-27. Un mensajero le llevo a Ezequiel las noticias acerca de la destrucción de Jerusalén a finales de Diciembre (el Décimo mes), y se le anunció que había personas viviendo en medio de las ruinas de la ciudad. Considerando que la ciudad fue destruida a principios de Agosto, esto implica que el tiempo de viaje desde Jerusalén a Babilonia era cercano a los cuatro meses; que es además el mismo tiempo que indica Esdras 7:9 que tomaba el tiempo de viaje entre Babilonia y Judá. 
Entonces este es el problema: 
Jehová le da a Ezequiel un anuncio para que el mensajero lleve de vuelta a las personas que viven en medio de las ruinas, diciendo: 
“Hijo del hombre, los habitantes de estos lugares devastados están diciendo hasta acerca del suelo de Israel: ‘Uno solamente era Abrahán y sin embargo tomó posesión de la tierra. Y nosotros somos muchos; a nosotros nos ha sido dada la tierra como algo que poseer’. 
Esto deja claro y sin lugar a dudas que a un tiempo tan tarde como Diciembre: 
1.      Había judíos viviendo en medio de las ruinas 
2.      Creían que ellos aún eran dueños de los terrenos 
3.      No era un grupo pequeño sino “muchos” 
¿Cómo podía Jehová decirle esto a Ezequiel si la tierra de Jerusalén se supone estaba deshabitada como lo plantean los redactores de La Atalaya?. De acuerdo con la SWT, los “setenta años” a partir de la desolación completa de la tierra comenzó a mediados de Tisri (principios de Octubre) 
 
25 Dictionary of the Old Testament, Historical Books, página 483, Arnold and Williamson
26 Bethel in the Neo-Babylonian Period, Blenkinssop, en Judah and the Judeans in the Neo-Babylonian Period, página 97, Lispshits and Blenkinssop.
 
 *** w80 15/10 pág. 15 párr. 12,14 Después de la destrucción de la religión organizada, ¿en qué dirección ir? *** 
Por eso, ahora que la tierra de Judá había quedado bajo la dominación de Babilonia, ellos se resolvieron a no dejar que nadie permaneciera en la tierra y diera sumisión a Babilonia. No dejarían que se quedaran atrás los que abogaban por la sumisión a Babilonia, a saber, Jeremías y su secretario Baruc. De modo que arrastraron consigo a estos siervos de Jehová. Ellos no planearon ni fijaron el tiempo de su salida para que resultara así, pero más o menos al tiempo en que la tierra de Judá debiera haber estado celebrando con regocijo la fiesta de recolección, o de las cabañas, del 15 al 21 de Tisri, en 607 a. de la E.C., aquellos rebeldes opuestos a la voluntad de Jehová dejaron la tierra precisamente como él había predicho, desolada, sin que residiera en ella hombre ni animal doméstico. 
Sin embargo, por favor tome en cuenta que Dios le da a Ezequiel un mensaje que debe ir de vuelta a las personas viviendo en las ruinas de Jerusalén: “Por tanto adviérteles” (vs25,26,27) Jehová esperaba que las personas que estaban en Jerusalén al tiempo de darle este anuncio a Ezequiel, siguieran estando en Jerusalén por al menos cuatro meses más tarde, que es el tiempo que demoraba viajar entre los dos puntos. Esto es más o menos Abril del año siguiente. Más aún, el mensaje mismo anunciaba que la desolación completa estaba en el futuro: 
”Esto es lo que debes decirles: ‘Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “Tan ciertamente como que estoy vivo, de seguro los que están en los lugares devastados caerán por la espada misma; y el que está sobre la superficie del campo, a la bestia salvaje ciertamente lo daré como alimento; y los que están en los lugares fuertes y en las cuevas morirán de la peste misma. Y realmente haré de la tierra un yermo desolado, aun una desolación, y al orgullo de su fuerza se le tendrá que hacer cesar, y las montañas de Israel tendrán que ser desoladas, sin que haya quien pase por ellas. Y tendrán que saber que yo soy Jehová cuando haga de la tierra un yermo desolado, hasta una desolación, por causa de todas sus cosas detestables que han ejecutado”(vs27,28) 
 A menos que la Sociedad Watchtower quiera decir que Jehová no tenía la más mínima idea de lo que planeaba hacer con Judá y que él ignoraba lo que estaba pasando con Israel al tiempo en que el mensajero llegó a darle el mensaje a Ezequiel, la SWT no puede afirmar de ningún modo que el periodo de desolación total en el que ya no habría gente en la tierra, había en efecto comenzado. 27 
No existe ninguna parte en la Biblia que diga explícitamente el momento en el que los setenta Años comenzaron. El mejor intento que le queda a la Atalaya es decir que en el caso del evento mencionado en Jeremías 44:1,2 “todo apunta” a que es el inicio de los setenta años.  Ciertamente esta no es una declaración definitiva sino más bien un mero todo apunta a” que, ojalá que así sea.   
 
27 Post de la forista “Leoloaia” en: http://www.jehovaths-witness.net/watchtower/bible/21469/1/Did-Jews-exit-Jusah-2-months-after-Jerusalems-destruction (adaptada la cita de La Atalaya…información original aparece enw72 6/1 p.351 Questions for Readers)
 
 
¿CUÁNDO VOLVIÓ EL PRIMER JUDIO EXILIADO?
La Biblia jamás indica que el retorno físico de algunos israelitas cautivos, o el retorno del pueblo a sus lugares de origen, o que su posterior reunión para dedicar el lugar de la zona del Templo marcara el fin de los setenta años. Ya se ha demostrado sin dudas en este estudio que los Setenta Años terminaron la noche en la que el reino Babilonio cayó ante los Medo-Persas. 
Aún concediendo que el criterio dado por la Watchtower sea verdadero, es imposible para nadie probar que la fecha en cuestión es 537AC. Esto se demuestra en detalle en el tema en Inglés: ¿Cuándo retornaron los judíos a Jerusalén? 28

La verdad es que hacer declaraciones sin fundamentos es algo muy sencillo. Eso es precisamente lo que La Atalaya hace vez tras vez.

 
 
 
 
 El artículo de La Atalaya no provee ninguna evidencia que demuestre que 537 es el año en que los judíos regresaron. Ninguna evidencia puede ser presentada por la simple razón que no existe ninguna evidencia que apoye esta fecha particular o ninguna otra fecha. Es imposible que a partir de los textos de Esdras alguien pueda proveer siquiera una fecha para eventos AC. 
Decir que los judíos regresaron a Jerusalén en 537AC, es tan vano como decir que regresaron en 538AC, o 536AC, como dicen algunos. Pero para esas fechas tampoco hay evidencia que sostenga esa afirmación. Los escritores bíblicos no estaban interesados en este tema. 
El escritor de 2 de Crónicas y el escritor de Esdras afirman que Ciro liberó a los cautivos en algún momento de su primer año de reinado. Babilonia cayó después del inicio del año civil, que comienza el 1 de Tisri (27 de Septiembre de 539AC calendario Juliano) Esto significa que el primer año de Ciro empezó en el siguiente 1 de Nisán (24 de Marzo de 538AC) o el 1 de Tisrí (17 de Septiembre de 538AC) Algunos escritores bíblicos usan el Calendario de Nisán mientras que otros usan el calendario de Tisri. Evidentemente Esdras y Nehemías usaron el calendario basado en Tisri. 
Crónicas y Esdras no indican si el decreto de Ciro fue hecho al principio o al final del primer año. Si el hizo el anuncio el 24 de Marzo de 538AC, quizás la gente salió inmediatamente de Babilonia en su viaje de cuatro meses, llegaron a sus lugares, se establecieron precariamente en distintos lugares y después fueron a Jerusalén para reunirse todos juntos para el 1 de Tisri (17 de Septiembre de  538AC), o quizás el momento de la liberación les permitió reunirse el siguiente Tisri (5 de Octubre de 537AC). La otra posibilidad es que Ciro hiciera su declaración al final de su primer año de reinado, de tal modo que los retornados no llegarían a Jerusalén sino hasta el 536AC. Nadie puede determinar con certeza cuando fue esto, y los escritores de Esdras y Crónicas no mostraron ningún interés en identificar la fecha de la llegada.  
La referencia de Esdras al mes de Tisri debe ser evaluada teniendo en consideración la significación religiosa de este mes. Tisri, el séptimo mes del calendario judío marca el inicio del año civil que es cuando ocurren la mayoría de las grandes celebraciones religiosas, como por ejemplo Yom Kippur (Día de expiación) 
“Tisri es el mes que contiene el mayor número de celebraciones del calendario judío. Durante este mes tanto el mundo en general como los individuos en particular reciben su juicio. Tisri además marca el inicio de la estación de cosechas y el inicio de temporada de lluvias”. 29 
El profundo enfoque religioso de Esdras se demuestra en el contexto de su escrito, por medio de los nombres de aquellos que hacen el viaje, relato en el que se autentifica la genealogía de cada cual, el rol religioso que cumple, especificando además las ofrendas al trabajo del templo, los sacrificios y las varias celebraciones que ocurrieron durante ese mes de Tisri. La única mención de fecha proporcionada por Esdras se refiere al primer día del séptimo mes (Tisri), y la mención se debe a que ese mes y día en particular tienen un tremendo significado religioso para los judíos, no porque tenga algo que ver con cronometrar el fin de la dominación Babilonia sobre la región.  
 
28 Disponible en Inglés en: http://www.jwstudies.com/When_Did_the_Jews_Return_to_Jerusalem.pdf 

29 htpp//www.hillel.org/jewish/rituals/roshchodesh/tishrei.htm



LLEVANDO LA CUENTA DE 70 AñOS 
 Para entender lo que los antiguos judíos tenían en mente al mencionar “Setenta años”, es importante considerar la noción que les era propia respecto a las cifras y  el concepto de números en sus relatos escritos y de este modo llegar a una idea de lo que transmitía para ellos el mensaje respecto a “setenta”.  Las escrituras que están directamente relacionadas con el período de tiempo mencionado en Jeremías entienden la expresión “Setenta años” de los siguientes modos equivalentes: 
“Y todas las naciones tienen que servirle, sí, a él y a su hijo y a su nieto hasta que llegue el tiempo de aun su propio país, y muchas naciones y reyes grandes tendrán que explotarlo como siervo’”  30
“Pues por eso él ha enviado [un mensaje] a nosotros en Babilonia, diciendo: “¡Es [cosa] muy larga! Edifiquen casas y habiten [en ellas], y planten jardines y coman su fruto…”’ 31
 
 
 
 Para entender lo que realmente quiere decir un texto antiguo, es menester entenderlo a través de la mirada de la comunidad en la que el texto fue escrito. Los modismos e ideas de la cultura moderna nunca deberían ser el cristal por el cual textos escritos miles de años atrás deben leerse hoy.  
La Biblia debe leerse a través de ojos judíos. Los escritos hebreos de la época Neo Babilonia deben leerse desde la óptica de los antiguos judíos.  
En sus textos escritos, los antiguos hebreos consideraban los números de un modo muy distinto a como los vemos nosotros los lectores del mundo occidental moderno. El misticismo hebreo otorgaba significado especial a números particulares, como por ejemplo el “7” y el “10”. El significado espiritual de aquellos números se intensificaba cuando estos aparecían combinados, como en una suma o un producto. 
 Mientras nuestra cultura occidental aplica la precisión matemática a los números, ese no es el modo en el cual los números eran siempre utilizados en aquellas culturas. En el caso de los judíos, cada una de las 22 letras del alfabeto hebreo fue asignada con un número. De tal modo que cada palabra hebrea tenía un valor numérico correspondiente. 
Para hacer un número, letras del alfabeto eran seleccionadas hasta que el valor numérico deseado se obtuviese. El orden de las letras individuales (números) no importaba con tal que la suma obtenida diera el valor deseado. En otras palabras, la posición de las letras (números) en una serie de letras no tenía importancia. Por ejemplo, a nuestros ojos, el numeral “1” tiene un valor distinto cuando se usa en el número “100”. Sin embargo, en la cultura hebrea, “1” es siempre “1” sin importar la posición en la que aparezca en una serie de letras. 
 
Valor Numérico de las Palabras: Cada letra del alfabeto tiene un valor numérico. Esos valores pueden ser usados para escribir números, del mismo modo en el que los Romanos usaban algunas letras para representar números (I,V,X,L,C,M). Alef a Yod contiene los valores de 1 a 10. Yod a Qof contiene los valores de 10 a 100, contados en decenas. De Qof a Tau van los valores de 100 a 400 contando en centenas. Las letras finales tienen los mismos valores que las letras de en medio.  
 
 
 
 
El número 11 podría ser representado como Yod-Alef, el número 12 podría ser escrito como Yod-Bet, el número 21 como Kaf-Alef, la palabra Torah (Tav-Vav-Resh-He) tiene el valor numérico de 611, etc. La única rareza de este sistema es el número 15, el cual si se escribe 10+5 indica un nombre para Dios, por lo tanto normalmente se escribe Tet-Vav (9+6) El orden en las letras es irrelevante para asignar su valor, las letras simplemente se suman para determinar el valor numérico. 
El número 11 podría ser escrito como Yod-Alef, Alef-Yod, Heh.Vav, Dalet-Dalet-Gimmel o cualquier otra combinación de letras. 
Debido a este sistema de asignación de valores, cada palabra tiene un valor numérico. Hay una rama judía de estudio mística, especializada en este asunto conocida como Gematria, que se enfoca en buscar el significado escondido en las palabras usando sus valores numéricos. Por ejemplo, el número 18 es muy significante, debido a que es el valor numérico de la palabra Chai, que significa vida. Las donaciones a instituciones de caridad judías en general se entregan en múltiplos de 18 debido a esta razón. 32
De tal modo que para entender el significado de los números para los antiguos hebreos es necesario situarnos en lo que para ellos significan los números según el contexto histórico y cultural.  
FUENTES QUE DATAN LA DESTRUCCION DE JERUSALEN EN 587/586 AC 
La Atalaya desea hacer una separación entre su interpretación de las Escrituras, acuñando el término “Cronología Bíblica”, y se empecina en contrastarla con el término despectivo: “Cronología Seglar”.
No obstante, las mismas bases de la Cronología de la Watchtower para las fechas Antes de Cristo, dependen absolutamente de las fuentes “seglares” que denigra. 

El artículo de la Atalaya claramente establece que: 

  • Comienza sus cálculos para fechas usando información proveniente de historiadores clásicos (como las Olimpiadas fechadas por Diodoro, y citadas por Africano) 
  • La Watchtower se apoya en las listas provistas por tablillas babilónicas, que se utilizan para establecer la cronología Bíblica, de las cuales la Watchtower obtiene la longitud del período del reinado de Ciro sobre Babilonia. 
  • Confirma las fechas que usa, usando cálculos hechos por eruditos “seglares” que usan tablillas astronómicas. 
  • Usa la “cronología seglar” para conectar esas tablillas con la caída de Babilonia. 
  • Cuando La Atalaya denigra estas fuentes, está de paso eliminando sus propios fundamentos. 
 
La dificultad para la Watchtower es proporcionar sus propias fechas “correctas” sin la ayuda de fuentes “seglares”, lo cual por supuesto es imposible. 
 
 
Falsas Afirmaciones de “La Atalaya” respecto a las fuentes que establecen la hecha histórica de 587AC
 
Sin ninguna vergüenza, La Atalaya afirma que para apegarse a la fecha de 587AC para la destrucción de Jerusalén “muchos expertos…se apoyan en dos fuentes…historiadores clásicos y el Canon de Tolomeo”. 
 
 
 
 
Lo que afirma este párrafo de la revista “La Atalaya” es una completa falsedad, una distorsión de los hechos, una lisa y llana mentira. Ninguna autoridad contemporánea se basa solamente en estas dos fuentes. 
A continuación se presentan algunas de las fuentes que se utilizan actualmente:
  • Decenas de miles de tablillas cuneiformes que contiene información de negocios, administrativa y legal escrita durante el tiempo de la era Neo-Babilónica que están fechadas de acuerdo al día y año del gobernante en curso. Usando las tablillas de registros de negocios más antiguas y las más nuevas, es posible para los eruditos establecer la cronología del tiempo en el que fueron escritas. En el libro de la Watchtower, Perspicacia Para Comprender las Escrituras (33), la Watchtower admite que la fecha para determinar el inicio del reino de Ciro proviene de la lista de las tablillas tempranas y tardías proporcionada por Parker y Dubberstein (vea además la porción final de esta Crítica) 
  • Tablillas astronómicas, algunas de las cuales son usadas por la Watchtower para aferrarse a sus fechas. Parece que la Watchtower sólo acepta las tablillas que parecen confirmar sus ideas.  
  • Las Crónicas reales, que se fechan de acuerdo a los años del gobierno de los reyes. Estas fechas de gobernación real pueden ser relacionadas a fechas aceptadas por la cronología moderna. 
  • Las tablillas cronológicas Babilónicas conocidas como las estelas de Adda-Guppi. Esta fuente por sí sola se discute más adelante en esta Crítica bajo el tema: “Información dejada de lado” 
Todas estas fuentes concuerdan con la cronología provista por el Canon de Reyes de Tolomeo. Este Canon deja fuera al rey Labashi-Marduk, quien gobernó por parte de 3 meses tal como mencionan las tablillas de negocios (lo que concuerda además con la lista del Rey Uruk). El Canon sólo reconoce los años completos y deja afuera reinados breves, de tal modo que la cronología general no se ve afectada de ningún modo. 

El autor de la Atalaya deshonestamente omite estos hechos y basa sus esfuerzos en desacreditar a Beroso y Tolomeo. Los eruditos actuales están de acuerdo en afirmar que el Canon real de Tolomeo es confiable de principio a fin, debido a que concuerda con la información registrada en las  tablillas cuneiformes originales.

 

 

Refutación a este “Resumen” de inexactitudes:
  • No. Los “ Historiadores seglares” basan su conclusión en decenas de miles de tablillas de arcilla fechadas que establecen la duración de los reinados de cada uno de los reyes Neo-Babilónicos.
  • Los errores cometidos por historiadores clásicos como Josefo y Beroso son irrelevantes debido a que la cronología de los Reyes Babilonios puede ser confirmada al consultar de modo directo las fechas inscritas en las miles de tablillas de arcilla disponibles en la actualidad.
  • La Atalaya de modo insincero y falso afirma que los historiadores “seglares” desarrollan sus conclusiones fundamentalmente a partir en los historiadores clásicos y el Canon de Tolomeo.
  • Desde  1959 y hasta fecha tan reciente como 1 de Noviembre de 2011,  la Watchtower ha citado repetidamente el libro del Profesor Dr. Raymond Philip Dougherty, “Nabonidus and Belsshazzar”. 
  • El libro del Doctor Dougherty incluye listas y cuadros comparativos de las listas reales compiladas por Beroso, Polistor, Tolomeo y varios historiadores clásicos mas, del mismo modo que “La Atalaya” lo hace en la pagina 29, sin embargo el Doctor Dougherty también incluye una lista que corresponde con estas fechas, la cual se basa en los datos obtenidos a partir de información registrada en las tablillas cuneiformes.
  • El Doctor Dougherty enfatiza rotundamente en la página 10 de su libro “Nabonidus and Belsazzar” que “el criterio final para determinar las cuestiones relativas a la Cronología Neo Babilónica”  es el “ estándar impecable”  proporcionado por los documentos cuneiformes.
  • Habiendo citado del libro de 1929 del profesor Dougherty por más de cincuenta años desde 1959 hasta 2011, la Watchtower está completamente al tanto que los historiadores “ seglares” no se basan principalmente en los historiadores clásicos ni en el canon de Tolomeo para obtener sus conclusiones
Marjorie Allen 9/2/2011
 
Post en el foro http://jehovahs-witness.net by “Alleymom”
 
                 “La cronología absoluta del primer grupo de reyes Babilonios es fácil de establecer debido a que…Tolomeo hace una cita de los reportes de un eclipse en el tiempo del rey Mardokempados (el rey Bíblico Merodac-Baladan II, de Isaías 39:1) Aún más importante, esta cronología absoluta ha sido confirmada de modo independiente a partir de textos cuneiformes de Babilonia que contienen observaciones astronómicas. El número de estas tablillas se cuentan por millares. Muchísimas tablillas contienen observaciones astronómicas diarias respecto a las posiciones relativas de la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno a partir del año 650AC y continúan haciéndose cada vez más numerosas hasta el siglo I DC. Gracias a estos diarios astronómicos, se ha establecido una gran cantidad de correlaciones con la lista Real de Theon,  y siempre se ha encontrado que las listas concuerdan. En otros casos, la longitud el reinado de un gobernante individual listado en las listas de Theon puede ser confirmado por estudio cuidadoso de las fechas que proporcionan registros administrativos y económicos contemporáneos, hallados en Babilonia. Esto puede hacerse debido a que, para porciones de un periodo cubiertas en la lista real, hay muchísimos textos disponibles, que en promedio consisten en una tablilla cada dos días. De este modo, podemos decir que mediante la lista de reyes de Theon, los diarios astronómicos Babilonios, y las tablillas cuneiformes fechadas, se puede sin mayor problema establecer la cronología absoluta a partir de la mitad del octavo siglo AC, y por defecto el reinado de Nabonasar de Babilonia”.36
 
    “Desde Nabonasar, la cronología Bíblica esta firmemente establecida” 37

                

 36. A.J Sach, “Absolute dating from Mesopotamian records”, Philosophical Transactions of the Royal Society of London, Ser. A, Vol, 26, 1971, página 20.

37.  “Historical Eclipses and Earth´s Rotation”, F. Richard Stephenson, página 95, Cambridge University Press, 1997, 2008.

 
Historiadores clásicos
 

La Atalaya depende completamente de la verosimilitud de los historiadores clásicos para fechar su fecha eje de 539AC. Sin embargo simultáneamente la Watchtower intenta destruir la confianza de los lectores en esta fuente.

 

Si la información que ellos no es confiable, la Watchtower está en enormes problemas, pues son los mismos historiadores clásicos quienes proveen la información necesaria para llegar a la fecha de 539AC como la fecha de la caída de Babilonia.
 
El artículo de la Atalaya persigue poner en duda las “conclusiones históricas” de aquellos historiadores clásicos a quienes cita Beroso. Esto quizás implica que la Watchtower considera esas fuentes como no dignas de confianza.
 

 

Algunas citas hechas a partir de los estudios de Beroso
 
Beroso es citado por muchas fuentes, incluyendo las siguientes:
 
  • Abidenus, discípulo de Aristóteles, filosofo Griego y erudito del siglo IV AC. En su juventud Aristóteles fue un contemporáneo de Beroso, los escritos del cual no han sobrevivido pero es citado por Eusebio y Syncellus.
  • Apolodorio, del siglo II AC. Fue alumno de Aristarco de Alejandría, dejó la ciudad en 146AC, tomando quizás la ruta de Pérgamo y viajó a Atenas. Su obra original no ha sobrevivido pero es citado por Eusebio y Syncellus.
  • Alejandro Polistoro (c105AC a 35AC) Filosofo griego, historiador y geógrafo. Fue hecho prisionero por los Romanos en la guerra de Sulla contra Mithridates de Ponto y fue hecho esclavo para servir como tutor. Posteriormente fue liberado y vivió en Italia como ciudadano Romano. Su obra original no ha sobrevivido pero es citado por Eusebio, Syncellus, Josefo, Ateneo y Clemente de Alejandría
  • Flavio Josefo. Sacerdote e historiador judío del primer siglo (37/38 a 100 DC) Cita a Alejandro Polystor.
  • Ateneo (año 200DC) Autor y Gramatico./ Cita a Alejandro Polistor
  • Clemente de Alejandría (cerca del 150DC a 215DC) Obispo de Alejandría. Cita a Alejandro Polistor.
  • Eusebio Panfilio (264DC a 338DC) Obispo de Cesaréa. Cita a Abidenus, Apolodorio, y Alejandro Polistor.
  • Syncellus (siglo IX DC) Monje Bizantino y cronógrafo, también conocido como    “Jorge el Cincel”, cita de Abidenus, Apollodorus, y Alexander Polystor.
 
Nota: Cabe la posibilidad que Sincelus haya citado de Eusebio en algunas ocasiones mas bien que directamente de Abidenus y Polistor, pero generalmente hay en estas citas tres generaciones de documentos. La primera generación es el trabajo de Beroso mismo, la segunda es Abidenus y Polistor y la tercera es de Josefo, Ateneo, Clemente Eusebio y Sincellus. 38
 
Por lo tanto es una vergüenza que la Atalaya descarte de plano la validez de estos historiadores clásicos en circunstancias que el mismo artículo indica que la fuente inicial para fechar el inicio de las fechas del periodo Neo Babilónico son los historiadores clásicos. El artículo de la Atalaya alista a Diodoro y Herodoto como sus fuentes de información valida, y el artículo del libro Perspicacia indica al inicio del argumento para introducir sus fechas: “ al historiador Diodoro, al igual que Eusebio” 39
 
¿Cómo podría alguien incluyendo al autor de este artículo de La Atalaya obtener sus fechas si no se basara en los historiadores clásicos? 
Si la Watchtower confía en solo algunas de las fechas de algunos de los historiadores clásicos, ¿cómo sabe cual de todas considerar validas?, Si sólo confía en una parte de la lista de historiadores clásicos,  ¿cuál es el método científico que la Watchtower utiliza para decidir  la validez de tomar sólo partes específicas de los datos entregados por los historiadores clásicos?
Es probable que el criterio de selección para estimar la validez de las fuentes de los historiadores clásicos, está basado en determinar cuales de estas fuentes les parece a ellos que apoya su visión preconcebida  respecto a la fecha más importante para la Watchtower, que es no es 607A.C sino más bien: 1914 DC.
 

El Canon de Tolomeo

El Canon (Lista del los Reyes) de Tolomeo aparece en su Manual de tablillas. La lista de reyes de Tolomeo es de especial preocupación para la Watchtower, porque contradice las ideas de esta Organización. Más información respecto al Canon de Tolomeo se proveerá en las siguientes secciones de esta Crítica.
 
 

La verdadera opinión de Christopher Walker respecto al Canon de Tolomeo

 

 Aunque en las notas al pie de pagina indican que las palabras de “La Atalaya” expuestas arriba provienen de las paginas 17 y 18 del libro de Christopher Walker, la realidad es que son dos porciones de una frase única que aparece en la pagina 18 de su libro.
La cita original dice así:
“El Canon de Tolomeo fue un sistema artificial diseñado para facilitar a los astrónomos una cronología coherente en la cual los datos astronómicos pudiesen ser insertados,  su objetivo no era para dar a los historiadores una crónica exacta del ascenso y muerte de los Reyes”
 
Walker continua pero “La Atalaya” decide omitir el resto de la declaración.
“No obstante, ha servido como respaldo para precisar la cronología Neo-Babilonia y el periodo Acadio, y ha probado ser confiable...No hay ninguna dificultad en correlacionar la cronología de Tolomeo con la vasta acumulación de datos disponible hoy a partir de la fuente cuneiforme” 40
 
40. “Archaemenid Chronology and the Babylonian Sources”, Christopher Walker (British Museum) in: Mesopotamia and Iran in the Persian Period. Conquest and Imperialism, 539-331 B.C, página 18. John Curtis, ed. British Museum Press.
 
 
 La Lista de Reyes de Tolomeo (El Canon
 
 “La Cronología babilónica y Acamenida según Tolomeo”.
Mucho antes del descubrimiento e interpretación de las inscripciones cuneiformes Mesopotámicas, la fuente básica de información para fechar la cronología tanto de la lista de reyes Babilonios tardíos como de la lista de reyes Acaemenidos (747 – 324 AC) fue la lista de reyes conocido como el Canon Basileon, compilado por el astrónomo Claudius Ptolemaeus (Tolomeo) de Alejandría (cerca de 130-175DC) probablemente basada en información de previos trabajos de astrónomos de Alejandría. Se publicó en su “Manual de Tablillas”, y sobrevivió al ser incluido en una obra Bizantina mucho mayor en versiones revisadas  de Theon de Alejandría …
 
           El canon de Tolomeo fue compilado teniendo en cuenta       propósitos astronómicos, con el objeto de brindar consistencia en la cita y manejo de datos astronómicos originales. Por lo tanto usa deliberadamente dos estándares cronológicos  aceptados en su tiempo. El año egipcio de 365 días y la era de Nabonasar (El Rey Babilonio Nabu-nasir)…
 
En su grandioso tratado, “El Almagesto”, Tolomeo explica que él utiliza la era de Nabosanar, “debido a que esta es la era en la cual se inician todas las observaciones astronómicas de la antigüedad preservadas hasta el día de hoy” dice él. (Almagesto III 7; Toomer 1984:166). Esto concuerda con el hecho que el grabado más antiguo superviviente de las observaciones Neo Babilónicas se refiere aparentemente al año de ascensión del rey Nabu-Nasir. Este texto registra cuatro eclipses lunares observados durante los anos 747 al 746 AC.
 
Tolomeo usa en El Almagesto diez diferentes eclipses lunares  vistos desde Babilonia cubriendo el lapso entre 721 a 382 AC.  Sin embargo él tomó en cuenta además las observaciones de su predecesor Hiparco (150-125AC) quien también utilizó las observaciones de los eclipses lunares vistos en  Babilonia y los describió como “las observaciones traídas desde Babilonia”. Esto incluye el único eclipse citado por Tolomeo para el cual tenemos un registro Babilónico superviviente que es equivalente, el eclipse lunar del 16 de Julio de 523 AC (14/iv/7 Cambyses; Strassmaier 1890: no.400); a simple vista parece vergonzoso que en este caso, Tolomeo nos dé una fecha errónea para este eclipse según los cálculos modernos,  y que los Babilonios hayan hecho una estimación inexacta  de la magnitud del eclipse, pero la prueba de Cambises se entiende ahora como conteniendo una serie de predicciones mas bien que conteniendo observaciones.
 
El Canon de Tolomeo fue un sistema artificial diseñado para proveer a los astrónomos una cronología fiable en la cual los datos astronómicos pudiesen ser insertados. Su objetivo no era proveer a los historiadores fechas precisas respecto al ascenso y muerte de los Reyes. No obstante, ha servido como respaldo para precisar la cronología Neo-Babilonia y el período Acamenido, y ha probado ser confiable.  Estas fechas  cuando son reajustadas al calendario Juliano, permiten asumir lo que dice Tolomeo al considerar dos cortos periodos de confusión, descritos por él, como periodos en los que “no tienen rey”, y la inclusión en la lista de Reyes babilonios de ciertos usurpadores, posibilitan que no haya ninguna dificultad en correlacionar la cronología de Tolomeo con la vasta acumulación de datos disponible hoy a partir de la fuente cuneiforme…
 
Las fuentes astronómicas Babilonias
Sería más que una simple coincidencia que hubiese sobrevivido un formato único capaz de proveer a Hiparco y Tolomeo con la información y cronología necesaria para ellos. Las listas de eclipses de Babilonia…
 
Algunos de los textos disponibles son de hecho, diarios netamente astronómicos registrando eventos de un día particular, mientras que otros son datos que pueden extraerse a partir de aquellos diarios y listas (que a menudo son muy detalladas) acerca de todos los eclipses solares y lunares ocurridos en cierto periodo de tiempo e incluyen información acerca del área de cobertura, fechas (y frecuentemente) “las posibilidades” que ocurran eclipses…
 
Aunque muchos de los textos están pobremente escritos y son sólo algo más que notas rápidas, algunas de las tablillas son archivos de biblioteca con escritos bellamente ejecutados.
 
Entre las tablillas que aún permanecen y que cuentan con formato en ciclos de Saros  un grupo de ellas sobresale de entre las demás: sachs et all. 1955: números 1414,1415 y 1419…
 
Cada una de estas tiene partes de doce ciclos Saros al frente y partes de doce ciclos Saros al reverso…Con toda probabilidad cada tablilla trata con cinco eclipses, con una tablilla final que cubre los eclipses 36-38. El rango cronológico  de las series ha sido probado por Sach et al. 1955: número 1414; aunque se trata sólo de marcas en la esquina inferior izquierda de las tablillas, el registro de eclipses conservados tiene como posible fecha de datación más temprana (eclipse 35), el 9 de abril de 731 BC (correspondiente al año 1 de Ukin-zer) y para la fecha más tardía el 13 de Diciembre de 317 AC (el año 7 de Filipo Arrideus, medio hermano de Alejandro Magno)  Aún cuando sería presuntuoso sugerir que estas mismísimas tablillas representan las fuentes originales de Hiparco y Tolomeo, las fuentes que ellos poseían deben haber contenido información  similar.
 
Hay en esta serie de tablillas otras dos características  muy interesantes. Se proporcionan las fechas de los eclipses visibles, y cuando los eclipses no  fueron observados desde Babilonia los datos preservados en el texto, indican  la fecha precisa de la oposición luni-solar (syzygy); la cual en la mayoría de los casos corresponde estrechamente a la fecha de algún eclipse observable desde algún punto de la superficie terrestre. La predicción de eclipse más antigua que se registra aquí parece ser aproximada (a la hora más cercana); de todos modos parece que aquí estamos tratando con una sorprendentemente sofisticada teoría de eclipses que data del octavo o séptimo siglo AC.
 

Además, las tablillas aparentemente dan detalles, en los puntos correctos de la muerte del rey soberano en curso. Detalles como estos son ayudas adicionales para hacer deducciones a partir de los cambios en fechas en textos comerciales contemporáneos” 41

 
 
 
 Las verdaderas afirmaciones de LEO DEPUYDT respecto al  CANON de Tolomeo
 
 

 

La verdad es que ningún estudio científico debería presumir ninguna conclusión. Todo necesita ser probado y estudiado de modo objetivo, sin prejuicios, sin tratar de buscar apoyo a la posición que se ha abrazado previamente.
 
Esa es la lección que la Watchtower debería aprender.
 
Las conclusiones del estudio objetivo de les referencias, tales como las que provee esta critica, nos muestran que  cualquier comparación de la lista de reyes neo Babilónicos dada por Tolomeo concuerda plenamente con los registros conservados en el registro cuneiforme.
 
Es muy curioso el notar que el artículo de la Atalaya no menciona el nombre del artículo del cual esta citando a Leo Depuydt: More Valuable than All Gold: Ptolemy’s Royal Canon and Babylonian  Chronology que traducido es “Más valioso que el Oro: El Canon Real de Tolomeo y la Cronología Babilónica”. En sus paginas Leo Depuyd que es citado por el artículo y que ha sido puesto arriba dice:
 
“A.    ¿Es verdadero el Canon?
Se asume aquí que el Canon es verdadero. Nadie ha refutado, hasta donde yo entiendo ningún aspecto del bien establecido canon…Se sabe desde hace mucho tiempo que el Canon es astronómicamente confiable. Las observaciones fechadas en el pueden ser todas autentificadas. Pero esto no quiere decir que además es históricamente confiable…En su trabajo acerca de la cronología de la Dinastía de los Tolomeos en Egipto, Skeats indica que el Canon es “absolutamente exacto, un hecho que los historiadores han estado curiosamente no dispuestos a reconocer”  Sólo un estudio mucho más extenso que el que aquí se presenta, podría despejar cualquier duda respecto a la fiabilidad del canon, o al menos serviría para determinar claramente que es lo que debemos exclusivamente al canon y no a otras fuentes”
 
Por lo pronto, un factor individual muy importante  a favor de la confiabilidad del canon es que la fecha egipcia del eclipse del 16 de Julio de 523AC mencionada en el Almagesto en V 14, nombra el Mes 7 día 17 año 17 de Cambises, y puede ser hecha equivalente con la fecha Babilonia del eclipse mencionado en la tablilla cuneiforme 400, esta es: Mes 4 día 16 Año 7 de Cambises.
 
Ambos textos mencionan que el eclipse empezó cerca de una hora antes de medianoche y además las características que tuvo. El hecho que esta fecha Griego-Egipcia registrada en el Almagesto, alistada en concordancia con el Canon, puede ser conectada con una fecha Babilonia en un documento Babilónico, no agrega mucho a la exactitud astronómica del asunto, pero es muy importante para los historiadores.
 
Aporta mucho a la garantía de que la porción del canon relativa al periodo Persa y al periodo posterior es confiable.
 
     
Respecto a los gobernantes más antiguos, el canon necesita ser cotejado con el registro cuneiforme considerando todas las fechas que se entregan en cada uno de los reinos en la literatura y fuentes no literarias, para establecer donde (si existiese alguna) existen discrepancias con el canon y las fuentes cuneiformes. Parece ser que la regla es que hay concordancia, pero esto debería confirmarse de todos modos.
 
Esta datación hecha por eruditos “seglares”  de la tablilla respecto al año 7 de Cambises es la fecha de la cual la Watchtower depende para apoyar su cálculo del año 539AC.
 
Hiparco (Siglo segundo AC)
El gran astrónomo Claudio Tolomeo (aprox. 100,  170 DC) egipcio de habla griega, quien probablemente vivió la mayor parte de su vida en Alejandría, usó observaciones Babilónicas. ¿Cómo viajó esta información desde Babilonia a Alejandría, pasando desde arcilla a papiros, desde tablillas a rollos, de babilonio a griego, y desde calendario lunisolar a año civil egipcio?…
 
Se ha sugerido un probable escenario histórico para resolver estas preguntas. Que Hiparco “debe haber viajado a Babilonia, y convencido a uno o más astrónomos locales que eran escribas a darle suficiente información respecto a datos y métodos, hasta el grado en que él mismo pudo obtener los datos y aplicar la metodología por si mismo y después, pasar un tiempo suficiente para que su informante obtuviese y tradujera para él una considerable cantidad de observaciones” (Toomer 1988, 359)
 
La mayoría del trabajo de Hiparco se ha perdido, pero Tolomeo lo utiliza y le da el crédito. Considerando que hay algunas observaciones babilonias de Tolomeo que él atribuye explícitamente a Hiparco, Hiparco bien pudo haber sido la fuente de todas ellas…
 
Para poder establecer el día egipcio exacto para cada fecha babilónica, meticulosos registros de la longitud de los meses lunares babilonios fechados mucho tiempo antes, en los días del rey Nabonasar debieron haber estado disponibles…Considerando que las observaciones babilónicas de Ptolomeo, que están presentes en el trabajo greco-egipcio, han sido verificadas en su totalidad, la transmisión del registro debe haber sido fluido.
Los meticulosos registros cuneiformes de la información requerida, de hecho, han sobrevivido.
 
Este escenario de posibilidades, hace que el trabajo de Tolomeo y su Canon sea de su autoría exclusiva, al mismo grado que una lista de gobernantes obtenida a partir de varias fuentes y publicada en un texto moderno, sea la obra del autor de dicho libro. Lo que sucedió es que el canon preserva los datos en las tablas de Tolomeo, con el formato que Tolomeo decidió presentar en esta información.
 
Tolomeo (Segundo siglo DC)
La composición matemática de Tolomeo, mejor conocida como El Almagesto, un trabajo de calidad superior a “toda otra obra o texto científico de la antigüedad” contiene todas las tablas que se requieren para efectuar los cálculos. Tolomeo combinó posteriormente aquellas tablas en un trabajo aparte: “Tablas manuales” añadiendo el Canon y otras tablas auxiliares. A veces se piensa de modo erróneo que el Canon es parte del Almagesto…
 
Estudios del Canon publicados en la obra de Parker y Dubberstein “Babylonian Chronology”(1956), confirman que el Canon, es junto a  la ayuda proporcionada por las fuentes clásicas “el fundamento general en el cual se basa la cronología aquí considerada”(1956, 10)(44)
 
 Continúa en sección C


42 “More Valuable than Old Gold, Ptolemy´s Royal Canon and Babylonian Chronology” (Journal of Cuneiform Studies, Vol 47, 1995)  páginas 106, 107. Leo Depuydt: htpp://www.jstor.org/stable/1358818
43. Depuydt, 102, 103.
44. Depuydt, 103, 106.

3 Comments on DOUG MASON Refutación in EXTENSO Sección B

  1. Felicitaciones. Dios te bendiga y un saludo. Pregunto si podría compartir esta información en mi blog ¡¡¡Oye Testigo de Jehová!!!
    http://verdadpalabra.blogspot.com/

  2. Por supuesto que si…esta información está para todos nosotros gracias a la amabilidad de Doug Mason…puedes escribirle agradeciendole a él.

  3. Muchas gracias, hermano!!! Si de algo te sirve también puedes usar lo que sea de mi blog (no que yo me crea el dueño, pues el dueño es “Ó KYRIOS” (El Señor).

    Un saludo y DTB

Leave a comment

Translate »