Miker Tower

Olin Moyle…Un hombre de Verdad contra la Corrupción de Rutherford 03


(A modo de introducción: Hildebrando, se dió el trabajo de traducir este documento histórico de la Verguenza de la secta Watchtower, y por favor, mientras lee, mire Usted el modo en el que sistematicamente el VAGO, se esfuerza en pasar de Victima, y es avalado por una corte de buenos para nada…mientras se ejecuta la moral de un hombre recto.
Bien por tí OLIN MOYLE…Grande entre los grandes…que luchaste con gigantes llenos de humo, whiskey y mentiras
miker )


Traduccion de Hildebrando de Chile con amor.

Brooklyn, Nueva York, 8 de Agosto de 1939

Minuta de la reunión del Comité de Directores de la WTB &T de Pensilvania y de Nueva York, Inc.

La reunión del Comité de Directores de la Corporación WTB &T de Pensilvania y de Nueva York, Inc., del día 8 de Agosto de 1939 EC., estando allí presentes todos los miembros del Directorio, a saber:

J.F. Rutherford
C.A. Wise
W.E. Van Amburgh
T.J. Sullivan
C.J. Woodworth
H.H. Riemer
F.W. Franz
W.P. Heath, Jr.
Grant Suiter
A.R. Goux
N.H. Knorr

El Presidente informó al Comité de Directores sobre una carta que ha recibido dirigida a él, por O. R. Moyle, quien en algún por algún tiempo atrás, actuó como consejero legal para las Corporaciones. Luego la carta se leyó ante el Comité, y dicha carta fue marcada como “Prueba A”, archivada en este registro entre los documentos de esta Corporación. Una vez leída la carta, TJ Sullivan presentó una moción para que se nombrara un comité para considerar la carta e hiciera recomendaciones al Presidente. La moción fue debidamente ejecutada. Por lo tanto, el Presidente nombró un comité compuesto por T.J. Sullivan, H.H. Riemer y Grant Suiter. El comité se retiró a considerar la carta. Después de debida consideración, el comité unánimemente recomendó una resolución, redactada como sigue, a saber:

“En reunión del Comité de Directores de la Corporación WTB &T de Pensilvania y de Nueva York, Inc., tenida en la oficina de la Sociedad en Brooklyn, Nueva Yor, el día 8 de Agosto de 1939, en la que otros miembros de la familia estuvieron presentes, fue leída a dicho Comité y en la presencia de O. R. Moyle, una carta fechada 21 de julio de 1939, escrita por dicho Moyle, y dirigida al Presidente de la Sociedad.

Por cuatro años al escritor de la carta se le han confiado los asuntos confidenciales de la Sociedad. Ahora parece que el escritor de la carta, sin excusa, calumnia la familia de Dios en Betel, y se identifica él mismo como uno que habla mal contra la organización del Señor, siendo murmurador y quejumbroso, como las Escrituras predijeron. (Judas 4-16; 1 Corintios 4:3: Romanos 14:4).

Los miembros del Comité de Directores resienten la injusta crítica aparecida en la carta, desaprueban al escritor y sus acciones, y recomiendan que el Presidente de la Sociedad inmediatamente termine la relación de O. R. Moyle con la Sociedad como consejero legal y como miembro de la familia Betel.

firmado,
T.J. Sullivan
H.H. Riemer
Grant Suiter”

Se hizo una moción para que la Resolución fuera aceptada. Siendo la moción debidamente secundada, la carta y la Resolución fueron discutidas en extenso por cada miembro del Comité de Directores. O. R. Moyle, estando presente también en esta reunión, fue invitado por el Presidente a hacer cualquier declaración que tuviera que hacer o cualquier defensa que deseara hacer, y lo único que declaró fue esto:

No tengo nada más que decir. La carta habla por sí misma”

Por lo tanto, el nombre de cada miembro del Comité fue llamado y cada uno voto adoptar la Resolución. En cuanto a la adopción de la Resolución, el Presidente destacó lo siguiente, que está insertado en el registro, a saber:

“He estado en este escritorio por 22 años. He tenido muchas acusaciones del esclavo malo, pero nunca he tenido una peor que esta, así de mala. La queja sobre mí de los diferentes lugares donde resido es el mismo lenguaje de la clase del esclavo malo. Las acusaciones hechas en esta carta sobre los muchos lugares que tengo para vivir y que son mucho mejores que los de cualquier otro miembro de la organización: Los hechos que conciernen a esto han sido publicados una y otra vez y los hermanos por doquier conocen estos hechos, y saben que no soy dueño de un pie de tierra bajo el sol; que estas provisiones han sido entregadas a los intereses del Reino (nota de Miker: Jajajajaja), y como se declara en el libro SALVACION, busqué alguna cosa que fuera un tangible registro y evidencia de que nosotros creemos que Dios está regresando a la tierra a los fieles hombres de la antigüedad. La Granja fue comprada para el apoyo de esta familia, y por otras buenas razones las cuales aún no he revelado, pero que son en el interés del Reino. Como el hermano Knorr ha dicho, esta oficina fue arreglada para mí, y no he tenido nada que ver con ese arreglo, sino que fue hecho por los hermanos Martin, Knorr, Wise y Van Amburgh.

He sido criticado en esta carta por tener un cuarto con aire acondicionado. El hermano Van Amburgh dará testimonio de esto que mi oficina es la más calurosa en el edificio justo bajo el techo y de difícil ventilación. Un arreglo de aire acondicionado fue puesto en la oficina del hermano Van Ambourgh primero, y el fue uno de lo que vino a mí y me rogó que lo pusiera en mi oficina. La Sociedad no pagó un centavo del costo. (El hermano Van Amburgh verificó esto). Pienso que la crítica acerca de esto es una crueldad a sangre fría, no importa desde donde venga. Si esto me capacita para trabajar, ¿por qué debería alguien criticar, excepto uno que tiene el espíritu del esclavo malo?

REPRENSIONES: Cada reprensión que he administrado, ha sido dada, según creo, en el interés de la Sociedad. El apóstol Pablo fue un portavoz especial para Jesucristo. Como La Atalaya ha declarado, Timoteo y Tito representan a la Sociedad, y así como el Señor a través de Pablo los instruía, así el Señor a través de la Sociedad instruye y dirige a otros. La Sociedad habla por su Cabeza oficial. Pablo dijo a Timoteo: “A los que pecan repréndelos ante todos, para que otros puedan también temer.” (1 Timoteo 5:20) Respecto al que ha tomado un curso equivocado, Pablo instruyó a Tito con estas palabras: “Este testimonio es verdadero. Dondequiera repréndelos duramente, para que sean saludables en la fe.” (Tito 1:13) Otra vez dijo: “Estas cosas conversa, exhorta y reprende, con toda autoridad. Que ningún hombre te desprecie”.(Tito 2:15) Como he dicho a menudo a algunos hermanos, a mí me daña mucho más administrar una reprensión que a quien la recibe. Si veo alguna cosa en la organización marchando mal, según creo, podría ser infiel al Señor si no reprendo al malhechor.

He intentado proceder de acuerdo con esta regla anunciada por el apóstol, una regla de Dios, a saber: “A quién el Señor ama, reprende”. (Hebreos 12:6) Si a cada persona se le permite tomar su propio camino, la organización podría hacerse pedazos. El que cree en el gobierno Teocrático, y que por lo tanto, Jehová está dirigiendo a su pueblo, debe ver que es el proceder apropiado para la Sociedad arreglar un sistema de estudio. Entonces si a cada persona se le permite producir y adoptar su propio sistema de estudio, eso podría significar actuar contra las instrucciones del Señor. Por lo tanto, las reprensiones son necesarias para traer esos asuntos a la atención de otros, para que puedan temer ir en contra del arreglo del Señor.

DISCRIMINACION: No he hecho discriminación con respecto al matrimonio. Cuando Bonnie Boyd se casó esa fue su responsabilidad. Mi responsabilidad fue determinar si ella podía o no permanecer en el hogar: ya sea traer a su esposo para que permaneciera aquí, o dispensar de sus servicios. Ella ha sido mi secretaria por 15 años y la más eficiente que he tenido en la oficina. Ha tomado dictado de todo lo que he escrito: discursos, artículos de revistas, Atalayas, libros y folletos. Yo determiné que debería permanecer en la oficina y fue mi asunto y mi responsabilidad y no de algún otro.

LENGUAJE VULGAR: Si otros en la casa lo usan, es su responsabilidad. La declaración de que bromas sucias son dichas en la mesa y que la familia ríe así y solo así, es un detestable ultraje y quienquiera que diga que ese es el caso, es un mentiroso deliberado sin importar quién sea y de dónde venga.

LICOR: Esta acusación es viciosa. Siempre he sido abierto y de altura de miras al respecto. El hermano Van Ambourgh fue en un tiempo prohibicionista. Después siguió el consejo de su doctor de tomar algún licor desintoxicante y le ayudó seguirlo. El hermano Wise ha dicho que 3 doctores le han aconsejado beber cerveza. He provisto licor al hermano y la hermana Sullivan, especialmente cuando estuvo enferma, y a otros en la casa. Este es mi asunto y mi responsabilidad. (Hablando directamente a Moyle). Tú me denuncias como un “dios del vino”, ese es el significado de Baco, la palabra que usaste. Has tenido que recurrir a la mitología y no a las Escrituras para hallar un nombre para mí. La mitología procede del Diablo y otros malos espíritus. Jesús hizo vino, el apóstol aconsejó que se tomara con moderación; te invito a comparar sus declaraciones con las de los malos espíritus, si lo deseas. Si lo que dices no es del esclavo malo, entonces no soy capaz de entenderte. Con esta conexión, tus acusaciones contra la familia son viciosas y falsas, muestran que provienen del espíritu del malvado, y son cosa detestable.

Ahora te digo esto a ti, Moyle: Te has aliado tú mismo con el Diablo; estás voluntariamente sin ninguna causa justa o incluso excusa, expulsándote a ti mismo de la organización del Señor y estás regresando a la organización del Diablo a ejercer la profesión de abogado. Nunca he conocido a nadie que haya salido de la organización del Señor, se fuera a la organización del Diablo, y terminara bien. Cuando dices que deseas seguir peleando por el Señor, no hay persona aquí presente que te crea un sola palabra. Por lo tanto, tú nunca representarás a la WT con mi consentimiento. Esta Resolución ha sido adoptada. La cumpliré. Hiciste notar que te vas el 1° de Septiembre. No necesitas esperar, deja la casa hoy mismo. Si deseas unirte al enemigo y pelear, hazlo. No necesito un cobarde. Estoy seguro que el Señor Dios no necesita un cobarde. Tú eres un cobarde. Has presentado la excusa de que el Presidente de esta organización no conduce a la Sociedad de acuerdo a tus ideas, y no pienso que tus ideas sean bíblicas. En los 4 años que has estado aquí, nunca te he oído preguntar o contestar una sola interrogante bíblica en el hogar Betel. Cualquiera que pretenda ser de la organización del Señor, pero que no asista a los estudios, y no se involucre en conversaciones espirituales en este hogar, sino que se dedica a su trabajo general y luego conversa con otros para causar discordia y hallar faltas en la organización, no puede estar en la verdad. Leeré esta carta a la familia o haré que se lea. Puedes estar presente, si deseas defenderte. Por lo tanto, espero que te alíes con los que se oponen tanto a la Sociedad como a que yo esté aquí.”

MOYLE: “No espero aliarme a ninguna oposición”

HNO RUTHERFORD: “Te quejas sobre las comodidades. Tú tienes el mejor cuarto en la casa al lado del mío. ¿Qué les importa a ustedes [Moyle y esposa] lo que cualquiera otro tenga? Esa no es tu responsabilidad. Has ido a la Granja y conversado con la esposa del hermano Bogard acerca de las condiciones allí. Esa no es tu responsabilidad. Si había cualquier cosa errada allí deberías habérmela informado a mí. Tú nunca me informaste a mí. Si fueras un verdadero siervo confidente del Señor, y de esta Sociedad, podrías haber informado tales cosas, pero no lo hiciste.

Citando al apóstol Pablo en sustancia, tu crítica hacia mi es cosa pequeña. No me preocupo por eso. El apóstol dijo: “Además, lo que se requiere en el mayordomo es que sea fiel, pues para mí es cosa pequeña el que sea juzgado por ustedes, o por juicio de hombres. … El que me juzga es el Señor”. (1 Corintios 4:3,4)

Si cada cosa que han dicho en esta carta fuera cierto, no hay excusa para lo que han hecho. “¿Quién eres tú para juzgar al siervo de otro hombre? Para su propio amo el permanecerá de pie o caerá. (Romanos 14:4)

Tu problema, Moyle, es el temor, probablemente no a que pudieras recibir algún daño corporal, sino que temes no ganar la aprobación de los hombres, y que digan que eres un buen compañero. En mi opinión eres un religioso y no un cristiano.”

HERMANO HEATH: “Moyle, deseo preguntarte algo: ” ¿Eres jesuíta?“”

MOYLE: “Absolutamente no, a kilómetros de eso”

HERMANO RUTHERFORD: “¿Podrías explicar, Moyle, porque tuviste tanta familiaridad en los Tribunales con McDonald, palmoteándole la espalda, cuando tú sabías que él era uno de los líderes en el asalto a la organización de Dios en el Madison Square Garden? ¿Ha cumplido tu propósito para nuestros hermanos que la situación pudiera haber sido lejos mejor para nosotros ahora en la pelea con el enemigo que intentó detener la reunión en el Madison Square Garden?

AL COMITÉ DE DIRECTORES: Ahora hermanos, sus recomendaciones, y que esta Resolución sea adoptada y ejecutada.”

El Presidente, por lo tanto, ordenó que dicho Moyle fuera removido como consejero legal para la Corporación y, en armonía con la Resolución inmediatamente terminara su relación con la Sociedad.

No existiendo cualquier otro asunto, se presenta moción para que la reunión de la junta se suspenda.

W.E. Van Ambourgh,
Secretario. “

Comentario de Hildebrando a continuación y dirigiéndose a mi persona (miker)

 
“”Esta joya histórica de la verguenza”, como la llamaste, es el primer comité judicial WT del que se tiene registro, aún antes que el procedimiento de expulsión fuera adoptado por Knorr y Franz en 1950. Sin embargo, ambos dirigentes, junto con los demás miembros del Directorio de la Corporación que estuvieron presentes, secundaron y sustentaron este juicio que Rutherford presidió contra Moyle. No cabe duda de que esta es la experiencia original que les sirvió de marco para regular e implementar la expulsión. Los comités judiciales nacen, por lo tanto, no para mantener “la pureza de la congregación” en sentido moral, sino para controlar la disidencia.

Nótese que Rutherford convoca a toda la junta directiva para tratar con la carta de Moyle (que es archivada como “prueba A”), unas 2 semanas después de que la recibió. Como los que fuimos ancianos sabemos, es lógico que Rutherford les halla adelantado todo el asunto extraoficialmente durante ese tiempo, y esta reunión sea sólo para protocolarmente cumplir con las formalidades del juicio, teniendo la decisión ya tomada. (Lo que se parece mucho a lo que se actualmente cuando se sabe de un “pecado grave”. El Coordinador reúne al cuerpo de ancianos y les informa lo sucedido, para que se nombre un comité judicial. Se llevan actas de los comités y se archivan…)

Por tanto, el “presidente” nombra una comité de 3 miembros que se retira para “deliberar” y llega a la conclusión de expulsar a Moyle, básicamente “por hablar contra la organización del Señor”. (Hoy los comités judiciales se componen de 3 miembros que teóricamente deciden en independencia del cuerpo de ancianos o su Coordinador. No deja de ser curioso que la primera expulsión formal sea por apostasía)

A Moyle se le concede el derecho de decir algo en su favor… Pero a diferencia de muchos de nosotros, el no es pardillo… Él ya en su carta había dicho que era inútil hablar con Rutherford. Sabía que el terminaría siendo acusado por el Juez, tal como siempre sucedía (y sigue sucediendo). Por eso, Moyle calla, como tantas veces han hecho los que no tienen culpa. Quizá bastaba con esto para terminar el juicio… Pero Rutherford está muy herido por la carta abierta que ya muchos en Betel deben estar al tanto. Moyle ha expuesto hechos que todos saben que son ciertos. Lo que Moyle ha dicho podría volver a plantearse en el futuro. La disonancia cognitiva estaba en peligro. Moyle se había dado cuenta de muchas cosas que Rutherford mantenía ocultas o sencillamente no daba explicación. Por lo tanto, había que acallar fuertemente a Moyle. Había que darle un castigo ejemplar. Había que ponerle el sambenito de traidor, de endemoniado, de infiltrado, de religioso, de poco espiritual… para que nadie osase a acercarse a él, para que nadie creyese en sus denuncias. (Hoy se practica lo mismo: A los que han sido expulsados por disidencia se les presenta como los peores pecadores, “endemoniados”… cuando muchas veces eligen irse por toda la corrupción que han visto adentro. Así se les acallan sus denuncias.)
Moyle no había hablado contra los trabajadores de Betel. Al contrario, denodadamente habla en su favor. Aboga por sus derechos que se suponía tenían, pero Olin sabía que la propaganda WT era falsa. Así como sabía de los malos tratos que recibían todos, mientras Rutherford disfrutaba de opulencia y prepotencia en Betel. Es muy curioso que Moyle no era uno de los afectados. Al contrario, era de la “elite” de Betel. Vivía con su esposa en un cuarto al lado del de Rutherford y no había recibido sus malos tratos. Sin embargo, a Moyle se le presente como alguien que ha ofendido a toda la familia Betel, que habla contra toda “la organización del Señor”, para que los demás trabajadores de Betel no despierten como él ha despertado. (También hoy, se hace ver que el “daño” que causan los apóstatas es contra los TJ de a pie… ¡y es todo lo contrario! Es una defensa que se hace por ellos contra la cúpula dirigente que abusa de ellos)

Ya presentaré en otro post, las cosas puntuales de las que Moyle despertó que aún hoy ocurren dentro, así como los descargos de Rutherford (que se parecen mucho a los argumentos vacíos que la WT usa contra los apóstatas). Además seguiré la pista a este caso documentando el “asesinato de imagen” que se hizo contra Moyle tanto en las páginas de la La Atalaya como en una Asamblea, luego de la demanda de Moyle… lo que se parece mucho al proceder de calumnia que se hace persistentemente contra “la apostasía” hasta la fecha…

Hildebrando

Leave a comment

Translate »